28 sep 2020

Ir a contenido

El autor del ataque es el tunecino Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, no fichado por radicalización

En el camión del terrorista se ha encontrado una pistola automática, cargadores y varias armas falsas

EVA CANTÓN/PARÍS

El carnet de identidad del terrorista.

El carnet de identidad del terrorista.

El fiscal antiterrorista de París, François Molins, ha confirmado este viernes la identidad del conductor del camión que este jueves sembró de cadáveres el Paseo de los Ingleses de Niza al atropellar a la multitud que acaba de presenciar los tradicionales fuegos artificiales con motivo de la fiesta nacional del 14 de julio.

Se trata de Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, un tunecino de 31 años residente en Niza, un chófer casado y con 3 hijos, conocido de la justicia por amenazas, violencia, robo y otros delitos cometidos entre 2010 y 2016. Su esposa, de la que estaba en trámites de separación, ha sido detenida y estaba siendo interrogada.

NO FICHADO POR RADICALIZACIÓN

Lahouaiej había sido condenado el 24 de marzo de este año por un tribunal de Niza a seis meses de cárcel por violencia tras un altercado surgido en el curso de un accidente de circulación, pero no había sido fichado jamás por los servicios secretos por radicalización, ni a nivel nacional ni regional, ha explicado el fiscal en una breve declaración ante la prensa.

De acuerdo con las imágenes grabadas por las cámaras de vídeo vigilancia, el camión utilizado por el terrorista estuvo aparcado en un barrio del este de Niza desde el 13 de julio. Al día siguiente, a las 21.34 Lahouaiej llegó al camión en una bicicleta que se ha encontrado en la parte frigorífica del vehículo.

Según los testimonios ofrecidos por los testigos, los hechos comenzaron a las 22.45 horas del jueves, cuando un hombre que circulaba solo a bordo de un camión frigorífico de 19 toneladas entró en el Paseo de los Ingleses. El vehículo recorrió los dos kilómetros que separan los números 11 y 147 del Paseo arremetiendo contra los espectadores congregados para ver los fuegos. El camión se había alquilado el 11 de julio y tendría que haber sido devuelto el 13 de julio.

MATERIAL TELEFÓNICO E INFORMÁTICO

En el registro de dos de los domicilios por los que ha podido pasar el terrorista se ha hallado diverso material informático y telefónico, material que está siendo analizado. La investigación, aun en una fase inicial, pretende determinar cómo se hizo con el arma y el camión y si contó con la colaboración de algún cómplice.

Asimismo, se buscan eventuales vínculos con organizaciones terroristas de corte islamista, porque, aunque el atentado no ha sido reivindicado, Molins ha dejado claro que este tipo de acción se corresponde “exactamente” con los llamamientos permanentes a la muerte de estas organizaciones terroristas.

DISPAROS CON LOS POLICÍAS

Según el relato del fiscal, Lahouaiej disparó varias veces contra los policías a la altura del Hotel Negresco antes de ser abatido por los agentes, que respondieron a la agresión y persiguieron al camión durante un tramo. Aún así pudo recorrer todavía unos 300 metros.

Los investigadores han encontrado en la cabina del camión, junto al cuerpo del terrorista, una pistola automática de 7,65 milímetros y un cargador, cartuchos usados y nuevos, así como una pistola falsa y dos réplicas de fusiles de asalto kalasnikov, igualmente falsas.

También una granada perforada y un teléfono móvil y diversa documentación que está siendo analizada, así como un permiso de conducir y una tarjeta bancaria a su nombre. El análisis de ADN ha permitido confirmar la identidad del terrorista.

La sección antiterrorista de la Fiscalía de París ha abierto una investigación por los cargos de asesinato y tentativa de asesinato en banda organizada en relación con una empresa terrorista. Los vecinos han definido a Lahouaiej como un tipo poco hablador, discreto, tranquilo, amante de la música salsa y no muy religioso.