CAMBIOS EN EL REINO UNIDO

May desafía a Europa con un frente negociador de euroescépticos

Johnson, Davis y Fox defienden el nacionalismo populista de la derecha más conservadora

La primera ministra liquida la 'era Cameron' y da un giro derechista al Gabinete

Boris Johnson se dirige al personal de Exteriores, en su primer día como titular del ministerio, en Londres, este jueves. / AFP / ANDREW MATTHEWS

Boris Johnson se dirige al personal de Exteriores, en su primer día como titular del ministerio, en Londres, este jueves.
Liam Fox, ministro de Comercio Internacional, ante el 10 de Downing Street, el 13 de julio.
David Davis, ministro para el ’brexit’, en Londres, este jueves.

/

2
Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

Theresa May se ha equipado de una fuerza de choque para negociar con Europa el futuro del Reino Unido. 'Brexit' será realmente 'brexit', tal y como prometió. Boris Johnson, David Davis y Liam Fox conforman el triunvirato encargado de sacar a los británicos de la Unión Europea (UE). Tres impenitentes euroescépticos que defienden el nacionalismo populista de la derecha más conservadora. “Debemos concentrarnos en remodelar el perfil global de Gran Bretaña, como un gran jugador global”, declaró Johnson en su primer día en el cargo. “Hay una diferencia enorme entre dejar la Unión Europea y nuestras relaciones con Europa, que se van a intensificar”, añadió.

El exalcalde de Londres conoce Bruselas, donde trabajó varios años como periodista y aún recuerdan sus artículos desacreditando la institución. Habla tres idiomas y es el más cosmopolita del trío, aunque no posee experiencia ministerial. Él es, en principio, quien estará al mando de las gestiones con la UE. Existe sin embargo un departamento de nueva creación, un ministerio dedicado exclusivamente al 'brexit', dirigido por Davis, que coordinará y tomará las decisiones de la salida.

Davis, de 67 años, es un veterano eurófobo, que fue secretario de Estado para Asuntos Europeos. Trató en el 2005 de ser elegido líder del Partido Conservador, pero la victoria fue para David Cameron. A lo largo de su carrera ha pedido el restablecimiento de la pena de muerte y ha militado contra la adopción por parte de las parejas homosexuales. Su modelo para el futuro de los británicos no es Suiza o Noruega, sino “más bien como Canadá”.

Fox, otro veterano de la derecha dura de los conservadores, ha quedado al frente de un nuevo departamento, el Ministerio de Comercio Internacional, cuya labor será establecer lazos comerciales entre el resto del mundo, al margen de la UE. Convencido atlantista, con buenos contactos en Estados Unidos, admirador incondicional de Margaret Thatcher, tuvo que dimitir como ministro de Defensa en el 2011. En su historial político figura el voto contra el matrimonio gay y la petición de procesar al diario 'The Guardian' por haber publicado las filtraciones de Edward Snowden.

DIFÍCILES RELACIONES PERSONALES

Hay dudas y especulaciones sobre cómo funcionará el equipo de a tres y en particular la relación entre Johnson y Davis. Algunos creen que May, astutamente, ha puesto en manos de prominentes defensores del 'brexit' el proceso de salida, de modo que no puedan culparla ante un eventual fracaso de las negociaciones.

Noticias relacionadas

La remodelación de May ha dejado muchos más cadáveres políticos de lo previsto en la alfombra de Downing Street. La primera ministra ha liquidado de un plumazo la era Cameron. May cesó sin contemplaciones al ministro de Finanzas, George Osborne, sustituido por Philip Hammond; al titular de Justicia, Michael Gove, y a Oliver Letwin, jefe de la Oficina del Gabinete, tres piezas fundamentales en el equipo de su antecesor.

También despidió a los responsables de Educación, Cultura, Trabajo y Pensiones e Irlanda del Norte. En el Gabinete formado por 23 miembros hay un total de siete mujeres. La rival que renunció al liderazgo 'tory' y le cedió el paso, Andrea Leadson, fue recompensada con la cartera de Medio Ambiente. El de May es un Gabinete más novedoso de lo que se esperaba y también más inclinado a la derecha que el anterior.