Ir a contenido

CAMBIOS EN EL REINO UNIDO

Los patinazos diplomáticos de Boris Johnson

El nuevo ministro de Exteriores británico acumula 'boutades' más o menos divertidas y a menudo insultantes

Johnson se deja caer en tirolina en Victoria Park durante los Juegos Olímpicos de Londres del 2012. / YOUTUBE

Boris Johnson, el controvertido ministro británico de Asuntos Exteriores, ha acumulado a lo largo de los años 'boutades' más o menos divertidas y a menudo insultantes. El exalcalde de Londres se ha distinguido también por sus posturas ridículas, como cuando se quedó colgado de una tirolina durante los Juegos Olímpicos de Londres, en el 2012, o cuando arrolló violentamente a un niño jugando a rugbi en Japón.

También desató la polémica al posar para la prensa armado con un fusil de asalto AK-47, junto a combatientes peshmergas, en las montañas del Kurdistán en el 2015. Aquí van algunas de las 'perlas' del flamante jefe del Foreign Office:

LA UE Y HITLER

"Napoleón, Hitler, muchas personas intentaron hacerlo [unir el continente europeo], y terminó de manera trágica. La Unión Europea es otra tentativa con métodos diferentes", señaló el jefe de filas de los partidarios del 'brexit' durante la campaña del referéndum sobre la UE, en el dominical 'Sunday Telegraph'.

Boris Johnson arrolla a niño japonés en una exhibición de rugbi en Tokio. / YOUTUBE

HILLARY CLINTON, "ENFERMERA SÁDICA"

En el 2007, cuando Hillary parecía la mejor situada para conseguir la elección presidencial de EEUU del 2008, Johnson escribió en el 'Daily Telegraph': "Tiene los cabellos teñidos de rubio, los labios malhumorados y una mirada azul acero como una enfermera sádica de un hospital psiquiátrico". Y añadió, con tono misógino, a su billete humorístico: "Si Bill puede manejar a Hillary, puede sin duda manejar cualquier crisis mundial".

Johnson, con los guantes de boxeo, durante su visita a la Fight for Peace Academy, en North Woolwich (Londres), el 28 de octubre del 2014.

AFP / LEON NEAL

Johnson, con los guantes de boxeo, durante su visita a la Fight for Peace Academy, en North Woolwich (Londres), el 28 de octubre del 2014.

OBAMA, PRESIDENTE "MEDIO KENIANO"

"Algunos dijeron que era un desaire a Gran Bretaña. Otros dijeron que era el símbolo del odio ancestral del presidente medio keniano por el imperio británico del cual Churchill fue un firme defensor", escribió el exalcalde de Londres en el 'Sun', criticando la devolución por parte de la Administración de Obama de un busto de Winston Churchill cedido por el Reino Unido.

De hecho, el busto había sido prestado por el Reino Unido y fue devuelto a la embajada británica en el plazo de vencimiento del préstamo.

El entonces alcalde de Londres, Boris Johnson, hace sonar una vuvuzela junto a la mascota Zakumi, en un evento del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, el 11 de junio del 2010.

AP / SAN TANG

El entonces alcalde de Londres, Boris Johnson, hace sonar una vuvuzela junto a la mascota Zakumi, en un evento del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, el 11 de junio del 2010.

POEMA INSULTANTE SOBRE ERDOGAN

"Si alguien quiere hacer una broma sobre el amor que florece entre el presidente turco y una cabra, debería poderlo hacer en cualquier país europeo, incluso en Turquía", afirmó Boris Johnson, ganando así el primer premio del "concurso de poemas insultantes" sobre el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

He aquí el poema humorístico de cinco versos compuesto por Boris Johnson, cuyo bisabuelo era turco: "Había una vez un chico joven de Ankara / que era un fantástico pendejo / hasta que sembró su avena salvaje / con la ayuda de una cabra / pero no se paró a agradecérselo".

Johnson (centro) camina entre la mutlitud al día siguiente de unos disturbios nocturnos cerca de la estación de Clapham Junction, en Battersea (Londres), el 9 de agosto del 2011.

AP / MATT DUNHAM

Johnson (centro) camina entre la multitud al día siguiente de unos disturbios nocturnos cerca de la estación de Clapham Junction, en Battersea (Londres), el 9 de agosto del 2011.

"NEGRITOS" Y "SONRISAS DE SANDÍA"

En su columna semanal en el 'Daily Telegraph', se burló de la faceta de trotamundos del exprimer ministro británico Tony Blair: "Qué alivio debe ser para Blair abandonar Inglaterra. Se dice que la Reina aprendió a amar la Commonwealth en parte porque recibía una dosis constante de multitudes entusiastas de negritos agitando banderas". Johnson fue igualmente criticado por haber evocado las "sonrisas de sandía" en la columna que escribía desde el 2002.