COMICIOS EN OTOÑO

El Tribunal Constitucional austríaco ordena repertir las elecciones presidenciales que perdió la ultraderecha

El candidato ultra Norbert Hofer se quedó solo a 30.000 votos de Alexander van der Bellen, candidato de los Verdes

Los comicios se celebrarán bajo el impulso que el 'brexit' ha dado a los partidos eurófobos del continente

Norbert Hofer.

Norbert Hofer.

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Sorpresa en Austria. El Tribunal Constitucional ha anulado el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 22 de mayo, en los que el ultraderechista Partido por la Libertad (FPÖ) perdió ante los Verdes por tan sólo 30.000 votos. “Las elecciones tendrán que repetirse completamente”, ha remarcado el presidente de la corte Gerhart Holzinger después de aceptar las impugnaciones de la formación euroescéptica y xenófoba, que alegó irregularidades en el recuento.

La decisión judicial en Austria llega en un momento convulso en el seno de la Unión Europea (UE). El 'brexit' ha dado alas a los partidos eurófobos del continente y ese impacto puede trasladarse al país transalpino. “Aún hacen falta muchos pasos y negociaciones, así que aún no podemos saber si el 'brexit' alimentará al FPÖ o generará una mayor cohesión contra los populistas”, segura a EL PERIÓDICO Faika El-Nagashi, portavoz de los Verdes en materia de inmigración.

A pesar de que la decisión es estrictamente judicial y por lo tanto no se cuestiona la legitimidad del vencedor ni se acusa a Los Verdes, la sentencia del TC supone un golpe que lleva a los ciudadanos a una tercera ronda electoral. “La gente esta muy cansada y enfadada pero creo que volveremos a ser capaces de cohesionar al pueblo para votar contra una ultraderecha que quiere destruirlo todo, añade El-Nagashi.

El estrecho resultado de la segunda vuelta, en la que el candidato independiente Alexander van der Bellen se impuso por la mínima al populista Norbert Hofer, lanzó al FPÖ a impugnar los resultados. Los jueces aseguran que se han encontrado irregularidades en 94 de los 117 distritos electorales del país, donde se empezó el recuento de votos antes de que estuviese permitido. El constitucional ha dado así la razón a la formación xenófoba presidida por Heinz-Christian Strache.

AUSTRIA VUELVE A DIVIDIRSE

Hace un mes y medio Austria vivió una de las jornadas electorales más atípicas de su historia. En la primera vuelta, los partidos del 'establishment', socialdemócratas y conservadores, obtuvieron los peores resultados de su historia, lo que llevó el FPÖ y los Verdes, a enfrentarse en una segunda vuelta. Eso evidenció una fractura social en Austria. A pesar de que la ultraderecha parecía hacerse con la victoria, el recuento del voto por correo facilitó el triunfo final de los ecosocialistas y de su candidato independiente Alexander van der Bellen. Ahora todo eso queda en papel mojado.

El actual presidente del país, Heinz Fischer, termina su mandato el próximo 8 de julio. Eso hará que a partir de ese día la presidenta del Parlamento, la socialdemócrata Doris Bures, asuma sus deberes y responsabilidades hasta que Austria escoja otra vez entre Van der Bellen y Hofer.  El próximo martes, el Gobierno de gran goalición austríaco se reunirá para determinar la fecha de la próximas elecciones presidenciales, posiblemente en septiembre o octubre.

Noticias relacionadas

Después de mantener durante horas a Europa en vilo, la victoria de los Verdes en el último instante supuso un alivio para Bruselas, que evitaba así la primera gran conquista política de la ultraderecha en la UE. La sentencia ha borrado ahora esa sonrisa y deja la puerta abierta a un triunfo de los populistas.

El recuento del voto por correo