Ir a contenido

El Reino Unido se fractura en las urnas ante el referéndum del 'brexit'

Las encuestas apuntan a una tendencia favorable a la permanencia en la UE

Bruselas y las capitales europeas esperan con inquietud los resultados de la consulta

Marta López

Centro de votación peculiar.

Centro de votación peculiar. / LEON NEAL / AFP

Divididos como no se recuerda, los británicos han ido a las urnas este jueves para tomar la que para muchos de ellos es la decisión más importante sus vidas: si abandonan o permanecen en la Unión Europea. Y el país se acuesta igual que se ha levantado: bajo la amenaza de una lluvia tormentosa y sumido en la tensa espera del resultado de un referéndum que, siendo una apuesta muy personal del primer ministro, David Cameron, puede cambiar para siempre no solo al Reino Unido, sino también a Europa. La UE construida a golpe de crisis puede empezar a deconstruirse a partir de este viernes.

Las últimas encuestas hechas públicas aportan pistas demasiado volátiles de la decisión de los británicos con su voto porque las cifras varían demasiado de una firma a otra, aunque la tendencia es favorable al 'remain' (permanencia en la UE). La última de YouGov, divulgada al cierre de las urnas, le da una ventaja de cuatro puntos por encima del ‘brexit ’(52% frente all 48%)  mientras que otra anterior, hecha pública a media tarde del jueves, daba da 10 puntos de diferencia a los partidarios de seguir en la UE. En las casas de apuestas  gana claramente, con el 84%, la continuidad en Europa.

Libra al alza

Apoyada en estas favorables predicciones, la libra ha seguido revalorizándose y recuperándose de las pérdidas de los últimos día hasta llegar a alcanzar durante la jornada su máximo frente al dólar y llegar a 1,4901. Pero las señales positivas que han interpretado los mercados no han hecho mella en las dos campañas enfrentadas, cuyos cuarteles generales mantienen la gran prudencia observada en los últimos días.

Sus voluntarios han estado desplegados en las calles de todo el país, hasta el cierre de las urnas, en una lucha cerrada voto a voto. Estaban convocados al referéndum 46,5millones de electores, una cifra record.

Los dirigentes políticos de uno y otro lado han votado temprano. Cameron lo ha hecho renovando su llamamiento a permanecer en Europa. "Hoy es el día que podemos votar por un futuro más fuerte, con Gran Bretaña liderando y no dejando Europa”, ha escrito en Twitter.  

Su rival dentro del Partido Conservador  y exalcalde de Londres, Boris Johnson, ha dicho: “Ha llegado el momento de creer en este país y votar por dejar Europa. Vamos a convertir este día en el día de la independencia". Y en la misma línea se ha expresado el líder del populista UKIP, Nigel Farage: “Somos lo suficientemente importantes para poder estar solos y para ser protagonistas en el mundo. También lo suficientemente valientes para tomar nuestras propias decisiones”.

Tras meses de intensa campaña después de que Cameron convocara el referéndum en febrero, los británicos han llegado las urnas profundamente enfrentados. La campaña del 'brexit’ ha apostado por jugar la carta nacionalista apelando a recuperar valores como la “soberanía, la independencia y el control” –algo muy arraigado en la mentalidad insular británica- y a culpar a la inmigración de todos los males que padece en país.

El bolsillo o el estómago

Frente a este discurso, el bando del ‘remain’ ha puesto el acento en las devastadoras consecuencias económicas de un ‘brexit’, en el riesgo que supone para la seguridad el aislamiento y en la pérdida de influencia en el mundo. Y ante los cantos de sirenas de Johnson y Farage, el Gobierno ha aportado cifras, además del apoyo de los dirigentes de la comunidad internacional y las instituciones financieras. Falta por saber ahora si los británicos han votado con el bolsillo o con el estómago.

A un día largo precederá una larga noche. Las urnas han abierto de 7 de la mañana a 10 de la noche. Entre la una y las tres de la madrugada, empezará el cómputo en las 382 circunscripciones electorales en las que se divide el país. Si el resultado no está muy reñido, se cree que a las seis se podrá disponer de cifras concluyentes.

A falta de sondeos a pie de urna, un indicador lo podrán dar los movimientos en los mercados asiáticos, puesto que los bancos de inversión sí han encargado sus propias encuestas. En la 'City' londinense, las grandes firmas estarán en guardia toda la noche. El sector financiero de Londres ve peligrar su estatus como centro de las finanzas mundiales en caso de ‘brexit’, ante el temor de que muchas sociedades trasladen parte del negocio a otras plazas como París o Fráncfort, como ya han dicho que harán el primer banco británico HSBC o el estadounidense JPMorgan.

Una declaración oficial del primer ministro se espera para primera hora este viernes, poco después de que en Manchester se proclame el resultado oficial de la consulta. Cameron, que embarcó a su país en este incierto referéndum para cohesionar al Partido Conservador y ganar las elecciones, ya ha dicho que no dimitirá, aunque pierda, pero su situación se hará insostenible.

Tras la declaración de Cameron se espera que hablen los máximos dirigentes de la UE, reunidos con carácter extraordinario en Bruselas. También lo harán el presidente francés, François Hollande, y la cancillera alemana, Angela Merkel, que esperan poder conjurar el peligro de una crisis de dimensiones desconocidas.

Un ‘brexit’ no solo supondría un terremoto político y económico para el Reino Unido. Sería la primera gran deserción en Europa desde su fundación.Y no de un país cualquiera, sino de la segunda economía europea y uno de sus pilares militares. Un golpe político y moral que llega en el peor momento: cuando el euroescepticismo se extiende por el continente. 

0 Comentarios
cargando