Ir a contenido

El presunto amante del asesino de Orlando dice que la masacre fue una venganza

Sostiene que Omar Mateen se sintió utilizado y traicionado por los puertorriqueños

RICARDO MIR DE FRANCIA / WASHINGTON

Omar Mateen, identificado como el tirador en el night club Pulse de Orlando.

Omar Mateen, identificado como el tirador en el night club Pulse de Orlando.

La masacre en el bar gay de Orlando no fue un acto de terrorismo sino una "venganza". Eso es lo que sostiene el presunto amante de Omar Mateen en una entrevista concedida a la cadena de televisión hispana Univisión. El entrevistado asegura que Mateen le contó un día que había mantenido un trío sin protección con dos puertorriqueños a los que conoció en el Pulse, la discoteca donde se produjo el tiroteo tiempo después. Uno de ellos le dijo después que era portador del VIH. “Él odiaba a los gays puertorriqueños por todas las cosas malas que le hicieron”, añadió el presunto amante, que apareció maquillado en la entrevista para no desvelar su identidad. En ella se presentó como Miguel.

Ese relato confirmaría la tesis de que el pistolero de 29 años, casado en segundas nupcias con una mujer de origen palestino, era homosexual y llevaba una doble vida. Varios hombres han contado que frecuentó durante años los bares de ambiente de la ciudad, y también se ha publicado que utilizó aplicaciones de contactos gay.

A pesar de todos los testimonios que apuntan en esa dirección y las investigaciones al respecto que ha llevado a cabo el FBI, las autoridades no han confirmado las alegaciones ni han hecho de esa supuesta vertiente de su personalidad uno de los fundamentos de la investigación. El porqué todavía se desconoce. Podría ser que las alegaciones sean falsas o que por algún motivo desconocido quieran pintar exclusivamente a Mateen, que juró lealtad al Estado Islámico mientras cometía la carnicería, como un extremista islámico recientemente radicalizado.

En la entrevista de Univisión, el presunto amante afirmó que conoció al neoyorkino de origen afgano a través de la aplicación para citas gay Grindr antes de verse por primera vez en el Parliament, un popular resort gay de la ciudad. A partir de entonces mantuvieron una relación de amigos "con beneficios" en el hotel Ambassador de Orlando, donde tuvieron relaciones sexuales entre 15 y 20 veces. Para demostrar la veracidad de su historia, Miguel añadió que el FBI pidió al hotel los vídeos de las cámaras de seguridad y la cadena de televisión confirmó que el entrevistado estuvo alojado en dicho hotel durante más de dos meses entre octubre y diciembre del 2015.

"ADORABLE Y DULCE"

Miguel describió a Mateen como un hombre "adorable y dulce" y dijo que la mujer del asesino sabía que frecuentaba bares de ambiente. Su matrimonio, añadió, no era más que una fachada. La masacre del pasado 12 de junio se cobró la vida de 49 personas e hirió a otras 53. La gran mayoría de las víctimas era de origen puertorriqueño. “Él adoraba a los latinos, a los latinos gais, con piel morena, pero se sentía rechazado. Se sentía utilizado por ellos. En algunos momentos en el Pulse, le hacían sentirse realmente mal”, explicó. “Creo que la locura horrible que hizo fue una venganza”, añadió.

Al rompecabezas de los motivos que llevaron a Mateen a cometer el crimen siguen faltándole muchas piezas. Fuentes oficiales citadas por la NBC, aseguran que, dos días antes de la matanza, Mateen compró varios billetes de avión para viajar a San Francisco con su familia y visitar a la madre de su esposa, Noor Zalman, que fue operada hace poco. La fecha de los billetes era para el 14 de julio, dos días después del tiroteo. La noche del ataque Mateen envió un mensaje de texto a su mujer: “¿Ves lo que está pasando?”, le dijo según fuentes de NBC. Zalman intentó llamarle, pero no le cogió la llamada.

De acuerdo con el relato oficial, el pistolero llegó a la discoteca Pulse alrededor de las 2.00 de la mañana, poco antes del cierre, y tras un tiroteo con el guarda de la puerta, entró en el local y empezó a disparar antes de esconderse en el baño. Cerca de media hora después llamó al 911.

“Quiero que sepas que estoy en Orlando y soy responsable del tiroteo”. Cuando su interlocutor le preguntó por su nombre, respondió: “Mi nombre es juro lealtad a Abu Bakr Al Bagdadi del Estado Islámico”. En la primera transcripción publicada de la conversación que mantuvo con los servicios de emergencia, el FBI oculto las referencias al EI, una circunstancia que le ha valido a la agencia una cascada de críticas. El lunes finalmente hizo pública la conversación íntegra sin censura.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.