Ir a contenido

LA AMENAZA YIHADISTA

La policía ordena el cierre de los accesos a varias estaciones de metro de Bruselas

La decisión responde a "motivos de seguridad" y se produce tras una amplia operación antiterrorista en la madrugada del sábado

Silvia Martinez

Un soldado vigila la entrada de la estación central de Bruselas tras haber sido evacuada por un paquete sospechoso, este domingo. / EFE / JULIEN WARNAND

Un soldado vigila la entrada de la estación central de Bruselas tras haber sido evacuada por un paquete sospechoso, este domingo.
Un policía vigila la entrada de la estación central de Bruselas tras haber sido evacuada por un paquete sospechoso, este domingo.

/

El nivel de la amenaza terrorista en Bélgica no ha aumentado, se mantiene en el 3 dentro de una escala de 4, pero la macrooperación policial desarrollada durante la madrugada de este pasado sábado, con 40 registros y tres nuevos sospechosos de terrorismo acusados, así como las últimas decisiones policiales muestran que la preocupación ante un posible nuevo atentado sigue muy presente. La prueba más evidente, el cierre este lunes de los accesos a determinaciones estaciones de metro de Bruselas por razones de seguridad.

La orden la daba anoche la policía y de ella informa este lunes la compañía. “La situación de seguridad nos obliga a proceder al cierre de determinados accesos en nuestras estaciones. Se trata de accesos y no de estaciones enteras”, aclaran. El metro circula, por tanto, con absoluta normalidad en la capital pero las autoridades han decidido minimizar riesgos y controlar mejor los accesos en cinco estaciones de la red, todas ellas situadas en el centro de Bruselas.

Se trata de una las medidas planteadas por el organismo que mide el riesgo de amenaza en Bélgica (OCAM) que también recomendaba el pasado viernes reforzar la vigilancia sobre el primer ministro, Charles Michel, así como sobre varios miembros del Ejecutivo y sus familias. Y es que, pese a la detención en los últimos meses de varios de los supuestos autores de la masacre de Bruselas y la detención de nuevos sospechosos de terrorismo, el riesgo no ha desaparecido.

INSTRUCCIONES POLICIALES

“Ciertamente con cada presunto terrorista arrestado disminuye el riesgo de atentado pero la OCAM mantiene el nivel de amenaza en el 3 y las probabilidades de que se prepare un atentado todavía existen”, señalaba este lunes el ministro de interior, Jan Jambon, en una entrevista con la radiotelevisión pública francófona. Pese a esta advertencia, el Gobierno sigue llamando a los belgas a mantener la calma y actuar con normabilidad para no hacer el juego a los terroristas. “No hay razón de entrar en pánico o tener miedo. Pero está claro que hay que seguir las directrices policiales y estar atento”, advertía.

Este mismo domingo, por ejemplo, la policía ordenaba la evacuación de la estación central de Bruselas. Dos maletas abandonadas generaban sospechas y las autoridades optaban por clausurar la estación, interrumpir la circulación y llamar a los equipos de desminado. Fue finalmente una falsa alarma.