11 ago 2020

Ir a contenido

El asesinato lleva a Cameron a suspender el acto político en Gibraltar

La Moncloa descartó tomar medidas diplomáticas para protestar por el "malestar" por la visita

Pilar Santos

Vista de Gibraltar y del tránsito de coches y personas entre La Línea de la Concepción y el Peñón. 

Vista de Gibraltar y del tránsito de coches y personas entre La Línea de la Concepción y el Peñón.  / EFE / A. CARRRASCO RAGEL

El Gobierno español condenó el “salvaje ataque” que le costó la vida a la diputada Jo Cox y mostró su solidaridad “con todo el pueblo británico”. En la Moncloa fue un día complicado. La visita de David Cameron a Gibraltar se había dado a conocer solo unas horas antes (el miércoles por la noche) para limitar la polémica y la orden del Ejecutivo fue adoptar un perfil muy crítico, pero intentando evitar una crisis diplomática con el Reino Unido. La agresión de Cox llevó a Cameron a suspender su mitin en el Peñón y la tensión en la Moncloa fue desapareciendo poco a poco.

El ataque se produjo mientras el primer ministro volaba hacia la Península. Tras aterrizar y conocer la noticia, el político británico anunció que suspendía los actos de campaña. Antes de volver a Londres, se reunió con representantes de la campaña 'Gibraltar Stronger in Europe' y con el ministro principal, Fabián Picardo. La breve visita de Cameron al Peñón ha sido la primera de un jefe del Gobierno británico desde 1968.

Por la mañana, siete horas antes de saberse que el mitin no se realizaría, el presidente en funciones, Mariano Rajoy, se encargó de expresar el malestar por la visita. "Al Gobierno no le gusta que el señor Cameron vaya a Gibraltar, lo que se debate es que el Reino Unido se queda en la UE o sale de la UE y la campaña para eso debería hacerse en el Reino Unido y no en Gibraltar", afirmó en una entrevista en RNE. Sin embargo, también descartó usar alguno de los recursos diplomáticos para mostrar ese enfado, como podría haber sido la llamada a consultas al embajador español en el Reino Unido, una medida que habría desencadenado una crisis entre los dos países.

LOS OTROS CANDIDATOS

Más comprensivo se mostró el candidato del PSOE el 26-J, Pedro Sánchez, que aseguró entender que Cameron solo quería hacer campaña por el 'sí' a la UE. En cambio, Albert Rivera, candidato de Ciudadanos, declaró en el foro Primera Plan@ que el premier británico era un "irresponsable" por realizar esa visita. Pablo Iglesias (Podemos) se limitó a decir “Gibraltar español” en una entrevista con Telecinco realizada a través de Whatsapp.