Ir a contenido

"No hay que lamentar la muerte de 50 sodomitas"

Dos pastores de la iglesia cristiana Baptista de EEUU aplauden la matanza de Orlando y lanzan proclamas contra los homosexuales "sodomitas y pedófilos"

La tragedia de Orlando ha vuelto a poner en evidencia la existencia en Estados Unidos de iglesias cristianas radicales que fomentan el odio, la intolerancia y el desprecio al otro.

Los pastores Roger Jiménez y Steven Anderson pertenecen a dos iglesias Baptistas diferentes, pero que se ajustan al perfil del grupo de congregaciones más delirantes y fundamentalistas. Basta con echar un vistazo a los comentarios que hicieron tras la masacre para darse cuenta de ello. Los ha recogido 'The Washington Post'.

Horas después de la tragedia, Jiménez, en su tradicional sermón del domingo, dijo a sus feligreses que "no deberían de lamentarse por la muerte de 50 sodomitas". 

"La gente pregunta:¿No estás triste por los 50 sodomitas muertos? Es como si me preguntaran si estoy triste porque hoy hubieran matado a 50 pedófilos", dijo. "No -prosigió- eso es grande. Creo que ayuda a la sociedad. Creo que Orlando es un poco más seguro esta noche".

SUCIO ESTILO DE VIDA

Jiménez, que como suelen hacer estos predicadores habla con notoria vehemencia, continúa: "La tragedia es que no murieran más de ellos. La tragedia es que él (el asesino) no acabara su trabajo".

Anderson, por su lado, que colgó en youtube un vídeo con sus reflexiones sobre la matanza, muestra también su deseo de acabar con todos los homosexuales.

"La buena noticía es que al menos 50 de esos pedófilos no van a volver a hacer daño a ningún niño más", afirma.

"La mala noticia es que muchos de los homosexuales del bar están todavía vivos, así que continuarán molestando a los niños y seguirán reclutando a gente para llevar su sucio estilo de vida homosexual".

"No estoy triste por lo ocurrido y no voy a llorar por ello", añade. En todo caso, afirma, "las víctimas iban a morir pronto de toda maneras de sida o de sífilis". 

0 Comentarios
cargando