REFERÉNDUM DECISIVO

Gordon Brown encabeza la ofensiva laborista contra el Brexit

El exprimer ministro británico salta de nuevo a la arena política para defender la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea

El exprimer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, en plena campaña en contra del Brexit en Leicester.

El exprimer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, en plena campaña en contra del Brexit en Leicester. / EFE / WILL OLIVER

2
Se lee en minutos
BEGOÑA ARCE / LONDRES

La batalla en favor de la permanencia del Reino Unido en Europa ha quedado en manos de la izquierda británica. A diez días de la celebración del referéndum, con los conservadores profundamente divididos y los sondeos muy igualados, el resultado puede depender de los 9 millones que votaron al Partido Laborista en las elecciones generales del pasado año.

El primer ministro conservador, David Cameron, muy activo hasta ahora, en mítines, debates y entrevistas en televisión, ha pasado el relevo al exprimer ministro laborista, Gordon Brown, que ha lanzado la campaña 'El Laborismo vuelve a la lucha'. En un acto en la ciudad de Leicester, Brown pidió el lunes a los simpatizantes que se movilicen y voten a favor de la permanencia, porque es “donde más pueden salir ganando”.

El político, ya retirado, cuya intervención en el referéndum de Escocia se consideró como muy influyente en el resultado, defendió el papel de la UE en la protección del medio ambiente, los derechos de los trabajadores y la lucha contra los paraisos fiscales.

En todos esos asuntos, resumió, es estar mejor dentro que fuera. Y también es mejor estar dentro para afrontar los desafíos de la globalización que requieren aumentar la cooperación entre los países. “La elección de este debate en el referéndum va a ser que la UE no es la causa del problema, porque si funciona la cooperación, la UE puede ser la solución al problema”.

La cúpula laborista, incluido el actual líder Jeremy Corbyn, aletargada hasta ahora, prepara para los próximos días una fuerte movilización a la búsqueda de su electorado tradicional que anda bastante desmotivado e incluso tentado de apoyar el Brexit.

BASES OBRERAS

En principio los laboristas son los más proeuopeos, con un 61% de apoyo a la permanencia, pero hay un 27% que quiere marcharse de la UE y otro 10% está indeciso. El problema de la emigración separa a los dirigentes de las bases obreras que en este asunto están más cerca del UKIP y del voto antieuropeísta, a pesar incluso del llamamiento de los sindicatos.

Noticias relacionadas

El lunes, un nuevo estudio publicado por un grupo anti-inmigración, Migration Watch, proclamó que el Reino Unido deberá absorber una inmigración neta anual de 250.000 personas durante los próximos veinte años. Su presidente, Stephen Green, explicó que, con esa afluencia de inmigrantes, “nuestra población alcanzara los 80 millones en 30 años. Si nos quedamos en la UE no se podrá impedir un rápido incremento de nuestra población. Eso va a cambiar nuestro país para siempre”. 

Los sectores económicos y financieros están más y más preocupados ante un triunfo del Brexit que pude conducir a una recesión. La dirección del grupo de telecomunicaciones BT y los sindicatos del sector pidieron ayer en una carta conjunta a decenas de miles de asalariados que defiendan la permanencia en la UE. “El voto tendrá un impacto en la economía y repercusiones en las empresas que operan en el Reino unido. Eso concierne a BT”.