Ir a contenido

INVESTIGACIÓN EN MARCHA

España condena el asesinato del presidente de la comunidad gay en Honduras

René Martínez fue hallado muerto con signos de tortura al día siguiente de su desaparición en el norte del país

El Gobierno español ha condenado este lunes el asesinato del presidente de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero e intersexual (LGBTI) en HondurasRené Martínez, y ha ofrecido todo su apoyo al país centroamericano para adoptar las medidas necesarias que garanticen la seguridad.

En un comunicado del Ministerio de Exteriores, el Ejecutivo traslada sus condolencias a los familiares de la víctima así como al pueblo hondureño.

Martínez, presidente de la comunidad LGBTI en San Pedro Sula, en el norte de Honduras, fue encontrado muerto un día después de su desaparición, el 1 de junio, en una barriada del sector de Choloma, en el norte del país. Fue asesinado con saña, le desfiguraron el rostro, fue estrangulado y en varias partes de su cuerpo tenía señas de haber sido torturado.

René Martínez era un reconocido activista del Partido Nacional, con el que aspiraba a lograr un cargo político para luchar por los derechos de la comunidad LGTBI.

Un portavoz de la Policía hondureña ha informado de que hay una investigación abierta en la que cuentan con el respaldo de policías colombianos y un equipo de expertos de Estados Unidos.

VIOLENCIA CONTRA EL COLECTIVO

El Gobierno español confía en que las autoridades de Honduras realicen una "rápida y exhaustiva" investigación que lleve a los responsables del asesinato ante la justicia porque, señala en el comunicado, "la lucha contra la impunidad es exigencia ineludible de toda estrategia de reducción de la violencia".

Más de 170 miembros de la comunidad LGBTI han sido asesinados en Honduras entre el 2011 y lo que va de este año, según cifras del Comisionado de los Derechos Humanos.