POLARIZACIÓN SOCIAL

Solo 144.000 votos separan a los dos candidatos a la presidencia austriaca

Los 900.000 votos en el extranjero serán cruciales para determinar si el próximo jefe del Estado es un ultraderechista o un ecologista

El candidato ecologista (izquierda), y el ultranacionalista (derecha), se dan la mano en un programa de televisión. 

El candidato ecologista (izquierda), y el ultranacionalista (derecha), se dan la mano en un programa de televisión.  / FLORIAN WIESER

2
Se lee en minutos

Austria está pendiente de este lunes de los votos de sus ciudadanos en el extranjero, los que decidirán si si el próximo presidente es el ultraderechista Norbert Hofer o el ecologista de izquierdas Alexander Van der Bellen, que en las elecciones presidenciales del domingo quedaron en empate técnico.

Si bien Hofer, el candidato ultranacionalista, ganó el voto en urna voto en urnaeste domingo con el 51,9 % del apoyo popular, tan solo 144.000 votos lo separan de Van der Bellen, el candidato ecologista. Por ello, las casi 900.000 papeletas enviadas por correo son decisivas. 

En la primera ronda, el pasado 24 de abril, Hofer quedó en primer lugar con un 35,1 %, seguido de Van der Bellen con el 21,3 %, mientras que los dos candidatos de los partidos tradicionales en el gobierno, el Socialdemócrata (SPÖ) y el Popular (ÖVP), quedaron fuera de carrera con apenas el 11 % cada uno.

POLARIZACIÓN SOCIAL

La segunda vuelta, la primera en la historia de Austria de la que han quedado excluidas esas dos formaciones que gobiernan en coalición, estuvo marcada por una fuerte polarización de la sociedad, cuyo epicentro se ha situado desde el inicio en la respuesta a la crisis de refugiados. La tensión se ha trasladado a las redes sociales, y Twitter se ha llenado de comentarios de apoyo y desprecio a ambos candidatos.

"Primero Hungría y ahora Austria han querido irse a la derecha. Europa debería deshacerse de los refugiados, ellos son el problema", tuitea una internauta. "Vale, ¿o sea que Austria elegirá a un presidente nazi?", escribe otro. 

Noticias relacionadas

Si gana Hofer, candidato del ultranacionalista Partido Liberal (FPÖ) de Heinz Christian Strache, será el primer jefe de Estado de la derecha radical en un país de la Unión Europea (UE). Su campaña electoral ha girado alrededor del eslogan "los austríacos primero", centrándose en defender los valores del país alpino frente a lo que asegura son las imposiciones de la UE, la amenaza de los inmigrantes y el peligro que supone el islam.