Ir a contenido

Efectos de la escasez

Coca-Cola se queda sin azúcar en Venezuela

La multinacional advierte de que la producción del refresco corre peligro por la creciente escasez

ABEL GILBERT / BUENOS AIRES

Latas de Coca-Cola.

Latas de Coca-Cola. / AFP / JUSTIN SULLIVAN

La campaña publicitaria de Coca-Cola en Venezuela, “Encuentros”, en la que se asocia la bebida con la “autenticidad” y la “simpatía” de la población, amenaza con perder todo el sentido: ante la escasez de azúcar, la empresa dice que está valorando suspender la producción.

Según ha informado Coca Cola-Femsa de Venezuela, la situación es precaria en estos momentos. El otro lema de la compañía, 'Comparte una Coca-Cola con', con el que llama a su vez a disfrutar momentos de felicidad familiar, se transforma en una imposibilidad. La empresa, considerada por el chavismo un símbolo “imperial”, ha informado a sus trabajadores que no dispone de inventarios de azúcar y tampoco lo tendrá en las cantidades necesarias en los próximos meses.

“Por ahora no preveemos cierre de nuestra oficina central en estos momentos. No nos vamos del país”, señaló Femsa oficialmente. La firma mexicana y principal embotelladora de productos Coca-Cola en el mundo, expresó no obstante su deseo de seguir haciendo negocios en Venezuela.

Los problemas de Coca-Cola se conocen en un momento de agudización de la escasez general y vorágine inflacionaria. En lo que va de 2016, el coste de la cesta alimentaria familiar aumentó un 718%, de acuerdo con un cálculo del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cenda-FMV). Según sus investigadores, el precio del azúcar se incrementó un 40,7%, lo mismo que la sal. El precio de la carne subió un 61,7 %, la leche un 38,7%, las frutas y hortalizas, un 18,4 %.