¿Quién es el nuevo presidente de Austria?

Alexander van der Bellen es un economista y político hijo de refugiados del estalinismo y la guerra que se ha presentado como independiente

El futuro presidente austriaco, el ecologista Alexander Van der Bellen, celebra su victoria.

El futuro presidente austriaco, el ecologista Alexander Van der Bellen, celebra su victoria. / EFE / FLORIAN WIESER

1
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Alexander Van der Bellen es el flamante nuevo presidente de Austria. Después de una de las elecciones más ajustadas y tensas que se recuerdan en el país transalpino, este reconocido economista y político ha conseguido doblegar a la ultraderecha para obtener su máximo hito profesional. Pero, ¿quién es este personaje?

Los orígenes de Van der Bellen son indispensables para entender su posterior trayectoria política. Este hombre de gesto austero y calculado nació el 18 de enero de 1944 en la Viena aún ocupada por los nazis. Su padre era descendiente de holandeses emigrados a Rusia. Su madre era estonia de nacimiento. Ambos se instalaron en la capital austríaca como refugiados del estalinismo y del terror causado durante la segunda guerra mundial.

ÉXITO CON LOS VERDES

Tras su paso por la Universidad de Económicas y su doctorado en Innsbruck se instaló en Viena para ejercer de profesor. En pocos años se convirtió en el máximo responsable de ese área. Su tarea profesional la compartía con la política, una de sus pasiones. A pesar de su temprana militancia en el Partido Socialdemócrata (SPÖ) sus mayores logros políticos llegarían de la mano de Los Verdes.

Noticias relacionadas

En 1992 cambió de filas, dos años más tarde formaba parte del Consejo Nacional del partido ecologista y en 1997 asumió ser portavoz. Ese mismo año se convirtió en líder de Los Verdes, un cargo que ostentaría hasta 2008, cuando en los comicios generales perdió votos por primera vez en una década. Tras su dimisión se apartó de la política pero siguió siendo una figura relevante y muy apreciada por los ciudadanos.

Declarado europeísta, este 2016 aceptó la propuesta de su antiguo partido de participar como candidato a las presidenciales presentándose como independiente. “Su popularidad siempre ha sido mayor que la de su partido”, asegura la politóloga austríaca Karin Liebhart.  Ahora, a sus 72 añosVan der Bellen asume la presidencia del país, un hito histórico para la izquierda alternativa y un sueño para el hijo de refugiados del terror soviético.