Tensas manifestaciones en Francia contra el decreto que aprueba la reforma laboral

Muchas de las protestas se dirigieron a las sedes locales del Partido Socialista

Disturbios en Francia en protesta por la decisión del Gobierno de aprobar la reforma laboral mediante un decreto.

Disturbios en Francia en protesta por la decisión del Gobierno de aprobar la reforma laboral mediante un decreto. / AFP / JEAN-SEBASTIEN EVRARD

Se lee en minutos

La decisión del Gobierno francés de recurrir al decreto para aprobar su contestada reforma laboral sacó anoche a las calles del país a varios miles de personas convocados por el movimiento ‘Nuit Debout’ (Noche en pie), que ve en la actitud del Ejecutivo un “insulto al pueblo”.

En París, se congregaron unos 500 manifestantes frente a la Asamblea Nacional, según la policía, con eslóganes de ‘Hollande dimision’ o ‘liberad el Parlamento’.  En otras ciudades francesas como Toulouse,  Nantes o Grenoble se repitieron las concentraciones de protesta,  que se vieron salpicadas por incidentes violentos.

En Toulouse muchos jóvenes se dirigieron hacia la sede del Partido Socialista, donde les esperaba un amplio cordón policial. Allí se produjeron los primeros enfrentamientos, que se saldaron con dos manifestantes y un policía heridos.

NUEVAS JORNADAS DE MOVILIZACIÓN

Los locales del Partido Socialista fueron igualmente el objetivo de muchas de las protestas que se sucedieron en el oeste del país. En Caen, un grupo de cuarenta personas atacó el local de la federación departamental del partido, informa Afp.

Te puede interesar

En Nantes, desfilaron contra la decisión del Gobierno unas 400 personas al grito de ‘todo el mundo detesta al PS’ y sobre las 21.30 horas se desencadenaron los primeros enfrentamientos con los antidisturbios, que respondieron con gases lacrimógenos. También hubo manifestaciones en Lyon, Lille o Marsella.

De manera paralela, las centrales sindicales han convocado dos nuevas jornadas de movilización los próximos 17 y 19 de mayo para luchar contra la adopción de la ley con la que el Gobierno busca flexibilizar el mercado laboral y fomentar el empleo. Sus detractores, en cambio, creen que la reforma daña los intereses de los trabajadores.