COMICIOS EN EL REINO UNIDO

El laborismo de Corbyn se somete a su primer examen en las urnas

Los sondeos auguran la victoria del primer alcalde musulmán en Londres, gobernada ocho años por el conservador Boris Johnson

Nicola Sturgeon espera consolidar le incluso ampliar a mayoría absoluta de los independentistas en Escocia

Sadiq Khan y su esposa, Saadiya Khan, a su llegada a un colegio electoral al sur de Londres, este jueves. / EFE / HANNAH MCKAY

Sadiq Khan y su esposa, Saadiya Khan, a su llegada a un colegio electoral al sur de Londres, este jueves.
Zac Goldsmith, y su esposa, Alice Rothschild, llegan al centro de votación para participar en los comicios locales, en Londres, este jueves.
Nicola Sturgeon (centro), durante un acto electoral en Glasgow, este miércoles.
Cameron y su esposa, Samantha, llegan a Central Methodist Hall para participar en los comicios regionales y locales, en Londres, este jueves.

/

Se lee en minutos
Begoña Arce
Begoña Arce

Periodista

ver +

Será este viernes por la  tarde cuando se conozca oficialmente el nombre del nuevo alcalde de Londres y si el laborista Sadiq Khan puede, como vaticinaban los sondeos, cantar victoria. También entonces se podrá ver el impacto, en los resultados de ayuntamientos y autoridades locales en Inglaterra, de una figura como Jeremy Corbyn,Jeremy Corbyn el líder más a la izquierda que ha tenido el Partido Laborista en muchas décadas.

Corbyn afrontaba sus primeros comicios desde que se puso al frente del partido el pasado mes de septiembre. Las últimas semanas han sido para él una pesadilla, por las acusaciones de antisemitismo, que ya han llevado a la suspensión de una cincuentena de sus miembros del partido y a una investigación interna.

La jornada electoral múltiple transcurrió en todo el Reino Unido sin incidentes. Solo hubo problemas en el distrito londinense de Barnet, donde miles de vecinos no pudieron votar, porque en los colegios tenían las listas del registro electoral equivocadas. El problema quedó resuelto tres horas después de la apertura.  La de este jueves fue la primera elección desde las generales celebradas en mayo el pasado año, que ganaron los conservadores por mayoría, y la más importante hasta las próximas generales en el 2020. 

Se renovaba la composición del Parlamento de Escocia y las Asambleas de Gales e Irlanda del Norte. También se elegían nuevos alcaldes en las ciudades de LondresLiverpool, Bristol y Saldof y en 124 autoridades locales de Inglaterra, con unos 2.800 puestos de concejales. Se decidían además dos escaños en el Parlamento de Westminster, ambos hasta ahora en manos de los laboristas, que deberían según los sondeos conservarlos. 

Cambio de manos

El gran trofeo que esperaban conseguir los laboristas es sin embargo la alcaldía de Londres, que, en los dos últimos mandatos, durante ocho años, ha estado en manos del conservador Boris Johnson. Los últimos sondeos ofrecían una larga ventaja de 12 puntos al abogado y diputado laborista Sadiq Khan, que este viernes puede convertirse en el primer alcalde musulmán de la capital.

El resultado dependerá en buena medida del nivel de participación, que de ser bajo habría podido favorecer a su rival. El aspirante conservador Zac Goldsmith, que ha tratado de relacionar a Khan con el extremismo islámico, negó haber llevado a cabo una campaña negativa, que ha sido calificada de “perturbadora” y “racista”. Golsdmisth ha recibido el apoyo de Johnson, del primer ministro, David Cameron, y el ministro de Finanzas, George Osborne.  

En Escocia se elegían los 129 diputados de Holyrood, el Parlamento autonómico en Edimburgo. Nicola Sturgeon, ministra principal y líder del Partido Nacional Escocés (SNP), parece muy segura de retener-o incluso aumentar- la mayoría absoluta con la que gobierna.  

Los laboristas esperan mantener el control de la Asamblea de Gales, que consta de 60 miembros, y es el único lugar del Reino Unido donde continúan en el poder. Si pierden escaños quizás necesiten entrar en coalición con los nacionalistas del Plaid Cymru o con los liberales demócratas.

Noticias relacionadas

No se esperan grandes cambios en el equilibrio de fuerzas de la Asamblea de Irlanda del Norte, con 108 escaños, donde deberá continuar el gobierno compartido entre el Partido Unionista Democrático y los republicanos del Sinn Fein.

También se mirarán con interés los resultados del UKIP. La campaña electoral se ha mezclado con la del referéndum de permanencia en la UE y el voto al partido euroescéptico de Nigel Farage puede ser un indico de lo que ocurrirá  el 23 de junio, cuando los británicos vuelvan a las urnas para decidir su futuro en Europa.