"Culpo al Estado de Honduras de la muerte de mi madre"

Berta Zúñiga, la hija de la activista indígena asesinada en marzo por oponerse a un proyecto hidrológico, denuncia irregularidades en la investigación

Berta Zúñiga Caceres, hija de la activista hondureña asesinada Berta Cáceres, en Barcelona.

Berta Zúñiga Caceres, hija de la activista hondureña asesinada Berta Cáceres, en Barcelona. / JOSEP GARCIA

Se lee en minutos

Nadie diría que acaba de perder a su madre hace poco más de dos meses de forma traumática, tal es su entereza y energía. Se llama Berta, como su madre, la activista indígena hondureña asesinadaactivista indígena hondureña asesinada el pasado 2 de marzo a tiros en su propia casa. A Berta Cáceres, la habían amenazadode muerte por oponerse al proyecto hidroeléctrico del embalse Agua Zarca porque pone en peligro al río Gualcarque, vital para la vida de la comunidad indígena lenca. A sus 25 años, Berta Zúñiga Cáceres explica en Barcelona coge el testigo de su madre.

- ¿Esperaban que las amenazas de muerte a su madre se materializaran? Yo, realmente, no. No lo creí posible porque era una lideresa muy reconocida en nuestro país que había obtenido prestigiosos premios internacionales. Ella siempre fue amenazada por hacer su trabajo pero cuando empezó la resistencia de la comunidad de Río Blanco al proyecto hidroeléctrico, estas amenazas aumentaron y se intensificaron. Ella nos dijo un día: “Si pasa algo, no se asusten, en este país puede pasar cualquier cosa". Pero pensábamos que nos advertía de que quizá la metieran en la cárcel.

-¿Quién cree que mató a su madre? La responsable del asesinato es la empresa por haber sido la fuente principal de amenazas a su vida. Pero también culpamos al Estado de Honduras de la muerte de mi madre porque tenía la obligación de cuidarla y no lo hizo.Ella pidió más protección y le contestaron que era una exagerada. Negliegencia por parte del Estado. Además, el Estado siempre ha actuado en alianza con la empresa, protegiéndola.

-¿La sensación de impunidad es total, no? Sí, así es. Un ambiente de impunidad en el operan las empresas corruptas que están vinculadas al asesinato y la muerte de personas pero también apoyadas por las instituciones hondureñas que permiten y protegen los intereses de dichas empresas. Así funciona el Estado, no vigilando los derechos de las poblaciones. Mi madre estaba investigando quién eran los accionistas de la empresa, quién se beneficiaba del proyecto hidraúlico.

-¿Quién? En el caso del embalse de Agua Zarca, la empresa Desarrollos Energéticos es hondureña y la financiación de dos bancos europeos, uno holandés y otro finlandés. En la empresa está representada una de las familias más poderosas de honduras, la familia de David Castillo,con capacidad para influir en toda la institucionalidad hondureña. Respecto a los bancos, supuestamente, tienen clausulas de defensas de derechos humanos, proyectos sostenibles con bajo impacto social… Es mentira y mi madre no es la primera persona que muere por ello.

-¿Honduras es el país más peligroso para los activista medioambientales? Sí, como mi madre, han muerto muchas personas por defender el medio ambiente. Pero el proyecto contra la presa de Agua Zarca se ha convertido en emblemático.Sintetiza todos los conflictos que podía generar la instalación de un proyecto a base de la fuerza, la violencia y la corrupción. Pero también engloba todo un proceso de lucha  y resistencia de la comunidad. Un pueblo que decididamente hizo acciones contundentes para evitar que la maquinaria pasara.

Noticias relacionadas

-¿Confía en que sea una investigación del crimen limpia? No. La investigación ya ha tenido irregularidades. Nos es negada la participación de un forense a nuestra propuesta. Además,se adulteró la escena del crimen Fue manipulada. Las primeras líneas de investigación apuntan a un crimen pasional o conflicto interno de la organización. Ya nos lo dice todo.

-¿Cree que la justicia hondureña está haciendo un buen trabajo? No. Le dije directamente al fiscal general de Honduras: “Ustedes qué esconden, a quién protegen”.  Ya sabíamos que esto iba a ser difícil porque tenemos plena conciencia del país donde vivimos. Pero nos sigue indignando que se violenten los derechos con tanta naturalidad. Por eso necesitamos a Europa, para que presione al Gobierno de Honduras.

Temas

Honduras