OFENSIVA DE PRIMAVERA

28 muertos y más de 300 heridos en un atentado de los talibanes en el centro de Kabul

Un coche bomba ha estallado junto a una oficina del ministerio de Defensa

Un hombre habla por su teléfono móvil desde la entrada a su tienda dañada por un atentado cerca del Ministerio de Defensa en Kabul, Afganistán. / JAWAD JALALI

Un hombre habla por su teléfono móvil desde la entrada a su tienda dañada por un atentado cerca del Ministerio de Defensa en Kabul, Afganistán.
Un hombre recién llegado al hospital para ser tratado por las heridas ocasionadas en el atentado de este martes.

/

Se lee en minutos

Un total de 28 personas han fallecido y más de 327 han resultado heridas este martes, en el ataque perpetrado por un grupo de terroristas talibanes a una oficina del Ministerio de Defensa de Afganistán con un coche bomba y disparos. Es el primer asalto a la capital desde que se declarara el inicio de la conocida como "ofensiva de primavera" de la insurgencia yihadista. 

El presidente afgano, Ashraf Ghani, ha condenado el ataque en un comunicado emitido por el palacio presidencial, situado a tan sólo unos pocos cientos de metros del lugar de la explosión en el centro de Kabul

El ataque discurrió en dos fases, una primera en la que estallaron los explosivos colocados en un coche bomba en plena hora punta de la mañana y una segunda, que tuvo lugar poco después de la explosión, cuando un grupo de talibanes asaltaron el establecimiento, según han explicado varios testigos. 

PRIMER BALANCE

Las imágenes del atentado que se han hecho públicas por el momento muestran las ventanas rotas de la fachada principal de una de las oficinas de la Dirección Nacional de Seguridad (NDS) a causa de la explosión. La mayoría de muertos "son civiles, incluidos mujeres y niños" y de los 327 heridos, solo 180 permanecen hospitalizados, según ha asegurado el jefe de la Policía de Kabul, Abdul Rahman Rahimi, en una rueda de prensa. 

Según Rahimi, en el ataque participaron dos insurgentes; uno murió al detonar los explosivos colocados en un pequeño camión, mientras que el segundo falleció media hora después por disparos de las fuerzas de seguridad. El camión explotó en una zona de aparcamientos donde hay tiendas de reparación de vehículos y que está pared con pared con las instalaciones de una unidad de las fuerzas de seguridad encargada de la custodia de oficiales de alto rango, explicó el jefe policial.

Los terroristas se han atribuido la autoría del atentado de este martes en el "Departamento 10", una unidad de la NDS que se encarga de la protección de los ministros del Gobierno y personalidades, mediante su página web y el portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, lo ha reivindicó a través de Twitter. 

Según su versión de los hechos, "un atacante suicida ha hecho estallar la puerta principal de la oficina, y ha permitido a los otros combatientes, entre ellos más terroristas suicidas, entrar en el recinto fuertemente custodiado". La versión de los terroristas ha sido puesta en duda por las autoridades afganas antes de dar su versión oficial de los hechos, porque el grupo islamista es conocido por su tendencia a exagerar los detalles de los ataques contra objetivos militares y gubernamentales. 

Te puede interesar

OFENSIVA DE PRIMAVERA

Los talibanes anunciaron el comienzo de su ofensiva de primavera el pasado 12 de abril, y desde entonces, la lucha se ha afianzado alrededor de la ciudad norteña de Kunduz, una situación por la que la capital había quedado relativamente olvidada por las ofensivas talibanes. Kunduz, quinta ciudad más grande de Afganistán, cayó bajo el control de los talibanes en septiembre del pasado año en el que se ha considerado ya como el mayor golpe al gobierno de Ghani desde que las fuerzas lideradas por la OTAN terminaron sus operaciones de combate a finales del 2014.