Ir a contenido

POSIBLE CANJE EN LA GUERRA UCRANIANA

Putin y Poroshenko pactan el intercambio de la piloto Sávchenko por dos espías rusos capturados y condenados en Ucrania

Tras su detención, hace un año, cerca de Lugansk los dos militares habían reconocido ser soldados en activo, aunque después cambiaron su versión acerca de su situación

MARC MARGINEDAS / MOSCÚ

Sávchenko, en el juicio.

Sávchenko, en el juicio.

El regreso de la piloto ucraniana Nadiya Sávchenko Ucrania, condenada a 22 años de prisión, está cada vez más próximo. Este lunes, el servicio de prensa del Kremlin ha informado que el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo ucraniano, Petró Poroshenko, habían debatido el canje de la militar y diputada en el Parlamento de Kiev por dos agentes de la inteligencia militar rusa, detenidos en el este del país y recientemente condenados a penas de cárcel por un tribunal ucraniano. Desde Kiev, el propio jefe del Estado ucraniano ha asegurado haber acordado con Putin "los pasos a seguir para la liberación" de Sávchenko. 

Aleksándr Aleksándrov y su superior, Yevgueni Yeroféyev, habían sido hallados culpables, el pasado lunes, de los delitos de preparar "actos de terror" en territorio ucraniano, posesión ilegal de armas cruce ilegalmente la frontera ruso-ucraniana, entre otros. Según ha declarado Poroshenko, el veredicto "abre ciertas posibilidades para poner en marcha el mecanismo de canje". La captura de los dos rusos, en mayo del pasado año, en la región rebelde de Lugansk, levantó una gran polvareda en los medios de comunicación.

¿MILITARES EN ACTIVO?

Desde el hospital de la localidad de Kramatorsk a donde fue trasladado después de su captura, Yeroféyev se proclamó como un militar ruso en activo, una versión que posteriormente modificaría. Su compañero también se identificó como soldado en succesivas entrevistas a los medios de coimunicación. Rusia, se apresuró a desmentir este extremo y a sostener que se había enrolado voluntariamente en las milicias prorrusas que combatían en el este de Ucrania contra las tropas leales al Gobierno de Kiev, antes de lo cual habían renunciado a sus carreras profesionales. Es la postura oficial que Moscú ha mantenido desde el inicio del conflicto para explicar el gran número de ciudadanos rusos con entrenamiento militar que, a todas luces y sin ocultarse, actúan en los dos bastiones rebeldes de Donetsk y Lugansk.

Durante su periodo de reclusión y la vista judicial, Sávchenko ha mantenido una actitud desafiante tanto frente a sus carceleros como frente al tribunal que la juzgaba. Los dos rusos, sin embargo, se comunicaban entre sí en voz baja y parecían optar por la discrección cuando comparecieron ante la justicia ucraniana esta semana. Según el Kremlin, Poroshenko y Putin acordaron durante su conversación telefónica que el cónsul ucraniano de la localidad de Rostov-na-Don (sur de Rusia) tendría pronto acceso a la piloto ucraniana.

Otros ciudadanos ucranianos afrontan casos ante la justicia rusa que los propios acusados sostienen que son fabricados. El cineasta Oleg Sentsov fue condenado en agosto pasado a 20 años de cárcel por un tribunal ruso  acusado de planear "actos terroristas en Crimea", en un proceso que, según palabras de Amnistía Internacional, recordaba "a los juicios show de la era de Stalin".