Ir a contenido

SEGUNDO ANIVERSARIO EN NIGERIA

Lo que sabemos del secuestro de Chibok

Dos años después de que 276 chicas fueran raptadas de una escuela del noreste de Nigeria, 216 todavía permanecen en paradero desconocido

Imágenes del vídeo sobre las niñas de Chibok enviado por Boko Haram y obtenido por la CNN. / YOUTUBE / CNN

Se cumplen dos años del secuestro de las 276 alumnas de una escuela secundaria de Chibok, en el noreste de Nigeria, por el grupo terrorista islámico Boko Haram y todavía 219 de ellas siguen en paradero desconocido. 

¿CÓMO FUERON SECUESTRADAS?

El pasado 14 de abril del 2014, un grupo de terroristas islámicos de Boko Haram atacaron una escuela secundaria del Gobierno en Chibok, al noreste de Nigeria, en el estado de Borno, en el que había más de 300 alumnas de áreas cercanas haciendo sus exámenes. 

Los terroristas llegaron de noche, armados, y fueron directamente a los dormitorios en los que estaban las chicas que más tarde cargaron en camiones para ser trasladadas y convertidas al islam. Las constantes amenazas de Boko Haram a las distintas escuelas del territorio provocaron el cierre de varios centros, pero la escuela de Chibok continuó con su actividad pues hasta entonces, a pesar de las múltiples amenazas, nunca había llegado a suceder nada.

¿POR QUÉ SE LAS LLEVARON?

Tan solo un reducido grupo de las 276 alumnas secuestradas logró escapar saltando de los camiones y escondiéndose por los caminos. Una de las chicas que escapó explicó a los medios que los terroristas les dijeron que solo acudían a la escuela para "prostituirse" porque "la educación occidental está prohibida y no tiene ningún valor". 

En anteriores ocasiones, los terroristas habían utilizado a los rehenes para intercambiarlos por familiares encarcelados u otros miembros del grupo terrorista. En esta ocasión, los terroristas tan solo lo utilizaron como demostración de fuerza y para obtener una mayor publicidad a nivel internacional. 

¿CUÁNDO FUERON VISTAS POR ÚLTIMA VEZ?

Boko Haram ha emitido este mes de abril un vídeo en el que aparecen 15 chicas vestidas con velos negros y grises que aseguran ser algunas de las chicas de Chibok. "Nos tratan bien, pero queremos volver con nuestras familias", aseguraba una de ellas en las imágenes. Según fuentes gubernamentales, el vídeo fue grabado en Navidad del 2015 para que las chicas pudieran ser identificadas por sus padres.

Las chicas de Chibok, la mayoría de ellas cristianas, no habían vuelto a ser vistas desde el vídeo de Boko Haram de mayo del 2014, en el que el grupo yihadista se atribuía la autoría del secuestro y mostraba en la imagen a 130 de las chicas recitando algunos versos del Corán. Poco después de este vídeo, el Gobierno nigeriano anunció la negociación de un alto al fuego y la liberación de las chicas con el grupo terrorista, algo que Abubakar Shekau, jefe del grupo, negó asegurando que las chicas ya habían sido convertidas al islam y casadas

Boko Haram. / AFP

¿QUÉ SE ESTÁ HACIENDO POR ENCONTRARLAS?

Una fuerza regional de unos 8.700 hombres de Camerún, Chad, Níger y Nigeria, establecida en julio del 2015, es el principal recurso en la búsqueda, pero Nigeria cuenta también con el apoyo de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia. Estos estados proporcionan apoyo militar y de inteligencia para colaborar en la búsqueda de las jóvenes, así como China e Israel, que también han aportado asistencia. 

El Ejército regional africano, con el aumento de efectivos y recursos, ha conseguido seguir la pista de los terroristas por el bosque de Sambisa, aledaño a la población del secuestro, Chibok, y ha podido liberar a miles de personas prisioneras del grupo terrorista, pero no ha podido dar con las chicas de la escuela secundaria. 

¿HAY POSIBILIDAD DE NEGOCIAR?

Muhammadu Buhari, el actual presidente de Nigeria que relevó a Goodluck Jonathan con sus promesas electorales de encontrar a las chicas de Chibok, ha asegurado en varias ocasiones que está "dispuesto a negociar siempre y cuando un líder de Boko Haram creíble pueda ser identificado". 

Sin embargo, a finales del 2015, Buhari reconoció ante los medios que el Gobierno no tiene ningún tipo de información sobre las chicas, ni siquiera de si siguen con vida. Como consecuencia, el presidente ha tenido que afrontar duras críticas de los activistas de Bring Back Our Girls (Devolvednos a nuestras chicas) por la falta de progreso en la investigación. 

El pasado enero, Buhari prometió abrir una nueva investigación acerca del caso y sobre la respuesta estatal, pues según el presidente "durante la legislatura anterior, las relaciones entre el Gobierno federal y las autoridades de cada uno de los estados se rompieron", algo que según asegura, "habría complicado las labores de búsqueda".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.