Francia vuelve a situar a Panamá en su lista negra de paraísos fiscales

La macrofiltración de evasores fiscales salpica al Frente Nacional de Le Pen

Marine Le Pen, durante la pasada campaña  electoral.

Marine Le Pen, durante la pasada campaña  electoral. / AP / MICHEL SPINGLER

1
Se lee en minutos
EVA CANTÓN / PARÍS

Tras la revelación de los 'papeles de Panamá' que han sacado a la luz el uso de 210 empresas opacas para ocultar miles de millones al fisco, Francia ha decidido volver a colocar a Panamá en la lista negra de paraísos fiscales, de la que había salido el 1 de enero del 2012 tras la firma de una convención bilateral sobre la lucha contra la evasión.

El ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, ha denunciado, en una entrevista que este viernes publica el diario 'Le Monde', que el problema no es que estas sociedades existan sino que Panamá se convierta en "cómplice" al negarse a dar a conocer la identidad de sus verdaderos beneficiarios a los Estados que lo solicitan."La respuesta de Panamá a las peticiones de información de Francia no son satisfactorias", ha señalado el ministro.

ULTRADERECHISTAS, EN EL FOCO

El escándalo ha salpicado también al entorno del ultraderechista Frente Nacional. Según el diario vespertino, el responsable del programa económico del partido en las presidenciales del 2012, Nicolas Crochet, creó una red de empresas con base en paraísos fiscales para blanquear dinero. También un exdirigente de un grupúsculo de extrema derecha y amigo personal de la líder de la formación, Marine Le Pen, desvió  316.000 euros poco después de las elecciones del 2012.

Sociedades fantasma situadas en Hong Kong, Singapur, las Islas Vírgenes británicas y Panamá les permitieron sacar dinero de Francia burlando los servicios antiblanqueo del país.

SERVICIO DE COMUNICACIÓN

Entre los implicados figura el empresario Frédéric Chatillon

Tanto el empresario como Crochet están imputados por la justicia francesa en el marco de una investigación abierta sobre la presunta financiación ilegal de la campaña de Marine Le Pen.

LINGOTES, ACCIONES Y PIEZAS DE ORO

Por otro lado, los 'papeles de Panamá' también dejan al descubierto que el fundador del FNJean-Marie Le Pen, pudo valerse de un testaferro para sacar de Francia, a través de empresas pantalla, un "tesoro" de 2,2 millones de euros en billetes bancarios, acciones y lingotes y piezas de oro.

Noticias relacionadas

El político ultraderechista y su mujer se sirvieron de su exmayordomo y hombre de confianza, Gérald Gérin, para abrir un conglomerado de sociedades, algunas de ellas con la cooperación de la firma panameña Mossack Fonseca, que les sirvió para sacar ese dinero del país.

Parte del mismo, podía proceder del controvertido legado de un fabricante de cemento que hizo heredero de su fortuna a Jean-Marie Le Pen. La justicia francesa también investiga este caso. El veterano dirigente del partido ha negado rotundamente tener nada que ver con este asunto.