LA VERDADERA PERSONALIDAD

La exmujer del secuestrador del avión de EgiptAir afirma que su matrimonio fue "un infierno"

Marina Paraschou, que estuvo siete años casada con Seif AlDin Mustafa, ha revelado la verdadera personalidad del secuestrador

Seif Al Din Mohammed Mustafa, el secuestrador del avión de EgyptAir, haciendo el signo de la victoria al salir de los tribunales el pasado miércoles. 

Seif Al Din Mohammed Mustafa, el secuestrador del avión de EgyptAir, haciendo el signo de la victoria al salir de los tribunales el pasado miércoles.  / GEORGE MICHAEL

2
Se lee en minutos

La exmujer del hombre que secuestró y desvió un vuelo de EgyptAir secuestró y desvió un vuelo de EgyptAira un aeropuerto chipriota ha explicado que su matrimonio de siete años con el falso terrorista fue "un completo infierno" porque ni ella ni sus hijos "nunca le han importado".

Marina Paraschou ha descrito a Seif AlDin Mustafa como un hombre cruel "que escribió un capítulo oscuro" en su vida y en la de su familia durante los siete años que duró su agónico matrimonio. Según la exmujer del secuestrador, Mustafa vivía de su padre, tenía problemas de drogadicción y les pegaba habitualmente. 

Mustafa, el hombre que mantuvo al planeta en vilo la pasada mañana del martes con su amenaza de hacer explotar el avión de EgyptAir en el que viajaba, "no es la persona romántica que pintaron los medios de comunicación", ha asegurado Paraschou. "Él no secuestró el avión para llamar la atención de su mujer en un acto de amor. No hay nada más lejano a la realidad. Los siete años que pasé con él fueron el capítulo más oscuro de mi vida y de la de mi familia", ha asegurado la exmujer. 

UN MATRIMONIO INFERNAL

La pareja se conoció en 1983 cuando ella tenía tan sólo 18 años, ocho menos que Mustafa, que en aquel momento tenía 26. A pesar de haber tenido tres hijos, su matrimonio fue "un infierno de torturas, amenazas, palizas y miedos", según ha explicado la exmujer a la prensa. "Mustafa es un hombre que sabe como infligir miedo y crear miseria a su alrededor. Era una persona desequilibrada y aterradora", ha añadido. 

Mustafa, que ya había sido echado de Chipre en varias ocasiones por problemas con la ley, había estado cuatro años en la cárcel y según él, había matado a tres soldados israelíes mientras servía en la Organización por la Liberación Palestina. Habitualmente presumía de haber sobrevivido a un disparo en el pecho y solía enseñar la cicatriz. 

En 1990, después de que Mustafa abandonara a su mujer y sus tres hijos, la pareja puso fin a su matrimonio y el secuestrador se trasladó a vivir a Egipto con su familia. Marina Paraschou ha revelado que el carácter de su exmarido no era para nada el de una persona cariñosa, y ha explicado que cuando ella llamó para informarle que uno de sus hijos había fallecido en un accidente de coche él le respondió fríamente un "¿Y a mí qué?".

NO FUE POR AMOR

Noticias relacionadas

La madre de cinco hijos, que volvió a contraer matrimonio tras su separación, ha negado la versión de la prensa acerca del motivo del secuestro. "Ojalá el caso fuera un secuestro por amor. Os puedo asegurar que a él nunca le he importado, y mis hijos tampoco, ni cuando vivía en Chipre ni después", ha explicado Paraschou.

"Yo fui al aeropuerto después de que la policía me pidiera que confirmara si era la voz de mi exmarido la de las comunicaciones", ha desmentido la exmujer negándose de que se lo hubiera pedido su exmarido por amor. 

Temas

Egipto