Ir a contenido

Chipre se mueve para conseguir que el turco sea lengua oficial en la UE

Su presidente, Nikos Anastasiades, remite la petición a la presidencia holandesa de turno que estudia ya la solicitud

SILVIA MARTÍNEZ / BRUSELAS

El presidente de Chipre Nicos Anastasiades.

El presidente de Chipre Nicos Anastasiades. / REUTERS

El Gobierno chipriota que lidera Nicos Anastasiades lleva meses haciendo lobby y preparando el terreno para que el idioma turco se convierta en la vigesimoquinta lengua oficial de la Unión Europea. Y esta pasada semana el Gobierno de Nicosia ha dado un paso notable en esta dirección remitiendo una carta a la presidencia de la UE, que este semestre dirige Holanda, en la que hace partícipes a sus socios europeos de su intención de incluir el turco en el régimen lingüístico de la UE.

“Hemos recibido la carta y ahora analizamos el contenido. No es algo que se pueda tratar de la noche a la mañana.Cambiar el régimen lingüístico de la UE requiere de unanimidad”, explican fuentes de la presidencia holandesa. Las negociaciones políticas sobre la reunificación de la isla avanzan por buen camino y un gesto en este terreno es visto como una señal positiva que podría facilitar todavía más el diálogo con vistas a cerrar un acuerdo antes de finales de año.

Según el diario 'Euobserver', en la misiva, Anastasiades informa tanto a la presidencia holandesa de turno –concretamente, al ministro de Exteriores, Bert Koenders- como a la secretaría general del Consejo de que trabajarán en lo sucesivo para convertir en lengua oficial el turco, utilizado en la parte norte de la isla. “En vista de la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre el problema de Chipre, sin perjuicio de si esto se logra en realidad (...) ha llegado el momento de poner en marcha los preparativos para que la UE pueda empezar a utilizar el turco como lengua oficial de la UE a partir de la reunificación”, señalan sobre el contenido de la carta.

24 LENGUAS OFICIALES

El reglamento 1 de 1958 del Consejo reconoce que en la Unión Europea existen actualmente 24 lenguas oficiales. Cada Gobierno, antes de adherirse al club, notifica al Consejo qué lenguas quiere utilizar como oficiales. Cualquier modificación posterior -para añadir y eliminar- es posible pero siempre por unanimidad. Esto es lo que ocurrió con Irlanda, por ejemplo. Cuando se sumó al club en 1971 solo lo hizo con el inglés como lengua oficial aunque su Constitución recogía también la oficialidad del irlandés. Tras presiones políticas internas, el Gobierno de Dublín pidió la oficialidad en la UE y el irlandés se convirtió en lengua oficial el 1 de enero de 2007.

Coste del multilingüismo en la UE

Según las cifras de la Comisión Europea, el coste de traducción e interpretación en todas las instituciones de la UE ascendía a finales de 2013 –con 27 Estados miembros y 23 lenguas oficiales- a unos 1.000 millones de euros anuales y empleaba a un equipo de intérpretes y traductores de 3.000 personas.

A tenor de la campaña puesta en marcha ahora por el Gobierno chipriota, lo mismo podría ocurrir en los próximos meses con el turco. “El turco será una de las lenguas oficiales en una federación unida si llegamos a un acuerdo”, decía en enero el portavoz del Gobierno turcochipriota, Baris Burcu, que considera que la petición tendría que haberse realizado hace doce años cuando Chipre se incorporó a la UE. Este país mediterráneo se adhirió a la Unión Europea dividida –lo está desde que Turquía invadiera el norte de la isla en 1974- y con el griego como único idioma oficial.

El de Anastasiades no es el primer intento del Gobierno chipriota de apuntalar el turco en la UE. En el año 2000, cuando estaba en plenas negociaciones de adhesión, Nicosia ya puso en marcha un plan de tres años para traducir el acervo comunitario a la lengua turca con el objetivo de implicar a los turco-chipriotas en el  proceso de adhesión. El plan no llegó finalmente a buen puerto.