30 mar 2020

Ir a contenido

REACCIÓN A UNA PROPUESTA GRIEGA

Los socorristas catalanes que trabajan en Lesbos apoyan un registro de oenegés

La portavoz de Proactiva Open Arms admite que algunas personas tratan de aprovecharse de la llegada masiva de refugiados

Montserrat Radigales

Un socorrista de Activa Open Arms sale al mar para ayudar a refugiados, frente a las costas de Lesbos.

Un socorrista de Activa Open Arms sale al mar para ayudar a refugiados, frente a las costas de Lesbos. / AP / SANTI PALACIOS

Proactiva Open Arms, la oenegé de Badalona formada por socorristas que ha salvado a numerosos refugiados de morir ahogados frente a las costas de la isla griega de Lesbos, está de acuerdo en que se establezca un registro de las oenegés y voluntarios que trabajan en la zona, tal como propone Grecia. “En el mar está todo muy controlado a causa del derecho marítimo, pero en tierra las cosas no están tan claras”, ha declarado a este diario Laura Lanuza, portavoz de la organización.

Lanuza señala que, en medio de los voluntarios, “también operan pequeñas mafias o simplemente gente que se aprovecha de la situación”. Pone como ejemplo a personas que reciclan motores de las lanchas para venderlos o algunos individuos que se presentan como voluntarios para transportar a los recién llegados al campo de refugiados pero que en realidad hacen de taxi y les cobran al llegar al lugar. “Este tipo de prácticas ocurren porque hay muchas llegadas”, afirma la portavoz.

“Lo que no se puede hacer es criminalizar, pero estamos de acuerdo en que se lleve un registro. No se puede decir que sobren voluntarios, pero hay que poner un poco de orden. Coordinados trabajaremos mucho mejor”, afirma.

La portavoz recuerda que Proactive Open Arms se puso en contacto desde el primer día con los guardacostas y las autoridades griegas y que está registrada de forma informal puesto que tanto los guardacostas como el Alto Comisariado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) “tienen nuestros nombres y toda nuestra documentación”. Proactive Open Armas participa en las reuniones que convoca de forma regular el ACNUR, que actúa como enlace entre las autoridades griegas y las oenegés que trabajan en la zona.