29 mar 2020

Ir a contenido

CRISIS MIGRATORIA EN LA UE

El duro invierno de los refugiados

Familias enteras arriesgan sus vidas en medio del frío y la nieve recorriendo a pie la ruta de los Balcanes hacia Europa occidental

Migrantes y refugiados caminan por un campo cubierto de nieve tras cruzar la frontera de Macedonia con Serbia, cerca de la población de Miratovac, este domingo. / AFP / DIMITAR DILKOFF

Migrantes y refugiados caminan por un campo cubierto de nieve tras cruzar la frontera de Macedonia con Serbia, cerca de la población de Miratovac, este domingo.
Una mujer migrante protege a su hijo con una manta mientras camina cerca de Miratovac (Serbia), este lunes.
Un niño refugiado, con una mochila cargada, camina por un campo congelado en Serbia.
Un grupo de refugiados caminan de noche entre la nieve cerca de la localidad serbia de Miratovac.
Familias de refugiados, muchos procedentes de Oriente Próximo, llegan a pie a Serbia, para continuar su viaje hacia Europa occidental, este lunes.
Migrantes caminan en fila tras cruzar la frontera macedonia con Serbia, este lunes.
Una mujer camina con su hijo a cuestas entre temperaturas gélidas en Serbia, este lunes.
Familias de refugiados tras cruzar la frontera de Macedonia.

/

Familias enteras de refugiados de Oriente Próximo siguen recorriendo estos días a pie la difícil ruta de los Balcanes en medio de terribles condiciones climatólogicas. La lluvia, el frío y la nieve se han instalado en la Europa central, pero no han hecho desistir a estos refugiados, que prefieren arriesgar sus vidas en su largo camino hacia Europa occidental que perecer bajo las bombas y la violencia de la guerra en SiriaIrak Afganistán. Más de un millón de migrantes alcanzaron la Unión Europea el año pasado procedentes especialmente de estos países, según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).