Ir a contenido

POLÉMICA EN ITALIA

Una ciudad de Nápoles prohíbe los hornos para pizzas

San Vitaliano lanza una polémica medida contra los hornos de leña para reducir los alarmantes niveles de contaminación

Una pizza preparándose en un horno de leña.

Una pizza preparándose en un horno de leña. / SHUTTERSTOCK

Una pequeña ciudad de la provincia de Nápoles ha prohibido temporalmente los hornos de leña para pizzas como medida para frenar la contaminación en la zona.

El alcalde de San Vitaliano, una ciudad a 24 kilómetros al norte de Nápoles, ha emitido un edicto que prohibe el uso de hornos de leña en panaderías y restaurantes, incluyendo pizzerías, a menos que se instalen filtros especiales.

San Vitaliano tiene uno de los peores niveles de contaminación en Italia y excede el límite de emisiones contaminantes en 114 veces. En comparación, la industrializada ciudad de Milán excede el límite en 86 veces.

LA POLÉMICA

El edicto, publicado por Antonio Falcone, dice que "los negocios que se dedican a la cocción y preparación, como pizzerías, tienen prohibido usar combustibles como madera, astillas y carbón, para cocinar en hornos abiertos o cerrados".

Los que desobezcan la prohibición, tienen que asumir una multa de 1,032 euros. Los residentes locales, descontentos con la medida, convocaron una multitudinaria protesta el pasado domingo frente al ayuntamiento de la ciudad.

Uno de los residentes declaró al periódico italiano 'Corriere della Sera': "Nosotros no podemos ser los causantes del smog. Nápoles tiene muchas más pizzerías que San Vitaliano pero no tiene los mismos niveles de contaminación".

Temas: Nápoles Italia