Ir a contenido

Córcega, epicentro de los ataques racistas

El colectivo musulmán denuncia que el histórico vandalismo en la isla fija su objetivo en los creyentes del islam

Representantes de la comunidad critican el silencio del Gobierno tras los disturbios en Córcega

IRENE CASADO SÁNCHEZ / PARÍS

¿Es el saqueo de la sala de rezo musulmana el pasado 25 de diciembre en Córcega un ejemplo de la islamofóbia que se vive en Francia? ¿Y las consiguientes manifestaciones bajo el grito “fuera árabes” o “esta es nuestra casa”? ¿Es un evento que se reduce a la isla francesa? Son algunas de las cuestiones que se plantean estos días en Francia tras los altercados en la ciudad de Ajaccio, en el centro de la isla. Una manifestación en apoyo de unos policías agredidos degeneró en actos de vandalismo contra la comunidad musulmana. Centenares de participantes en el acto irrumpieron en una sala de oración local, destrozando los enseres y desecrando varios ejemplares del Corán, el libro sagrado de los musulmanes. 

“En Córcega,  siempre ha existido el vandalismo, pero ahora el objetivo principal son los musulmanes, que siempre han sido percibidos como ‘él otro’ en este territorio”, explica Yasser Louati, portavoz del Colectivo contra la Islamofóbia en Francia (CCIF).

ACTO VANDÁLICO ANÓNIMO

“Cuando la sala de rezo musulmana fue destrozada, nadie sabía quiénes eran los culpables de los ataques contra un grupo de policías y bomberos –durante la madrugada del 24 de diciembre-. Pero, entre tanto, se definió a los musulmanes como los responsables, atacando así su sala de rezo.” En el contexto corso, explica Louati, “hay que recordar que la isla tiene su propia historia, existe una identidad corsa muy fuerte, a lo que se suman las injusticias sociales, es la región más pobre de toda Francia…”. Además de la tensión de este contexto, “aparece la diferencia ‘del otro’, si bien la presencia de musulmanes en la isla se remonta a 1943, ahora se olvida esta historia en común, especialmente por la aparición de la islamofóbia, se trata así de hacer pagar a quien no es corso por todas estas frustraciones”.

En mitad de este debate, aparece el silencio del Ejecutivo, para el colectivo, “lamentable”. “Particularmente en el contexto corso, porque sabemos muy bien que hay una demanda local de emancipación del pueblo, que los nacionalistas han llegado al poder y que el Estado central, nunca ha perdido una oportunidad para reafirmar su autoridad en la isla, ahora que los musulmanes han sido atacados, no se ha hecho absolutamente nada”, remarca el portavoz del colectivo.

Temas: Córcega

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.