Ir a contenido

ALERTA MÁXIMA

Francia evitó un nuevo atentado en Orleans

Las fuerzas de seguridad francesas han detenido a dos jóvenes que planeaban atacar el cuartel de la gendarmería y una instalación militar

La prórroga del estado de emergencia continúa despertando controversia entre la ciudadanía

IRENE CASADO SÁNCHEZ / PARÍS

Cazeneuve pronuncia un discurso durante una visita a la estación de Toulouse, este martes.

Cazeneuve pronuncia un discurso durante una visita a la estación de Toulouse, este martes. / AFP / REMY GABALDA

Las fuerzas de seguridad francesas impidieron un atentado en Orleans la semana pasada. Así lo ha asegurado Bernard Cazeneuve, ministro del Interior francés, durante su discurso frente a los gendarmes y policías de la región. Se trataría de un ataque planeado contra el cuartel de la gendarmería y una instalación militar. Según Cazeneuve, dos franceses de 20 y 24 años fueron detenidos el sábado. Ambos estarían en contacto con un hombre en Siria, quien les habría proporcionado la financiación necesaria para conseguir armamento.

En este escenario de alerta y seguridad máxima, el estado de emergencia decretado por François Hollande el pasado 13 de noviembre continúa despertando controversia. Desde la fecha, 51 personas han sido encarceladas, se han llevado a cabo 2.700 investigaciones administrativas, 488 procesos judiciales y se han impuesto 360 arrestos domiciliarios.

Estas pesquisas judiciales no solo conciernen a sospechosos de terrorismo. Durante la celebración de la Cumbre del Clima en París, varios militantes ecologistas fueron obligados por las autoridades a permanecer en sus casas. La legalidad de estas medidas puestas en marcha bajo el paraguas del estado de emergencia comienza a ponerse en duda. Así, los abogados de estos militantes presentaron una cuestión prioritaria ante el Consejo Constitucional: ¿estos arrestos domiciliarios respetan o no la Constitución?

ARRESTO DOMICILIARIO

Más allá de esta cuestión que el Constitucional debe resolver este martes, aparece otro debate: la ley de prorrogación del estado de emergencia del pasado 20 de noviembre. Según este texto, el ministro del Interior puede decretar un arresto domiciliario contra toda aquella persona “sobre la cual existan motivos fundados para creer que su comportamiento constituye una amenaza para la seguridad y el orden público”. Un procedimiento que carece de cualquier control judicial y que, como denuncian los abogados, confiere “poderes desorbitados” a la Administración.

A esta polémica se une la decisión de Hollande de no inscribir en la Constitución su propuesta de desnacionalizar a los binacionales condenados por actos de terrorismo en Francia. El presidente francés anunció esta medida tres días después de los atentados terroristas en París. Según el diario 'Libération', Hollande retiraría su propuesta tras las duras críticas recibidas en el seno de su partido, deshaciéndose así de esta vieja reivindicación de la extrema derecha francesa que los socialistas habían hecho también suya.