Ir a contenido

Los autores del tiroteo de San Bernardino se radicalizaron "hace algún tiempo" según el FBI

El matrimonio asesinó a 14 personas e hirió a otras 21 en el "acto terrorista" más mortífero desde los atentados del 11-S

IDOYA NOAIN / NUEVA YORK

El FBI esta trazando con brocha aún gorda el retrato de Syed Ridwan Farook y Tashfeen Malik, el matrimonio que el 2 de diciembre asesinó a 14 personas e hirió a otras 21 en San Bernardino (California) en un tiroteo que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha calificado como “el acto terrorista” más mortífero en el país desde los atentados del 11-S.

En una rueda de prensa este lunes, David Bowdich, director asistente de la Oficina Federal de Investigaciones en Los Ángeles, aseguró que “ambos sujetos estaban radicalizados y lo habían estado por algún tiempo”. Bowdich, no obstante, admitió que “hay respuestas que aún no tenemos”, incluyendo a las importantes preguntas de “cómo, por quién y dónde” sucedió esa radicalización.

EL FOCO EN LA MUJER

Algunas informaciones le atribuyen a Malik la radicalización de su marido, pero Bowdich aseguró que no pueden confirmarlas. La mujer, de 27 años, nació en Paquistán y pasó buena parte de su vida con su familia en Arabia Saudí. Se graduó en Paquistán en enfermería en una universidad pública y después estudió en una escuela conservadora en la localidad paquistaní de Multan. Según los registros del centro, Malik empezó los estudios en abril del 2013, no concluyó el curso de 18 meses de estudio del Corán y dejó la escuela en mayo de 2014. Dos meses después entraba en Estados Unidos con Farook con una visa como prometida del estadounidense, nacido hace 28 años en Illinois y que pasó unas largas vacaciones en Arabia Saudí en 2013, según han contado compañeros de trabajo de él en el Departamento de Salud del condado, en cuya celebración navideña se produjo la masacre.

La pareja tuvo una hija en mayo de este año, que está desde el tiroteo en custodia de los servicios sociales de California.

Fue Malik también quien, según las autoridades, colgó un mensaje en Facebook poco antes del tiroteo prometiendo lealtad a Abu Bakr al-Bagdadi, el líder del Estado Islámico. El grupo ha definido a Malik y Farook como sus simpatizantes pero no se ha vinculado a su acción tan claramente como, por ejemplo, a los atentados de París.

PRÁCTICAS DE TIRO

Lo que el FBI sí asegura es que la pareja planificó sus acciones y en la rueda de prensa Bowdich confirmó que habían acudido a varios campos de tiro en la zona metropolitana de Los Ángeles a realizar prácticas, incluyendo una solo “unos días antes” de la masacre.

Las autoridades han confirmado también que los dos rifles de asalto semiautomáticos que usaron en el ataque los compró un hombre llamado Enrique Marquez, un guardia de seguridad de la cadena de grandes superficies WalMart que era el vecino de la pareja en Redlands y que compartía la afición por los automóviles de Farook. Según el 'Los Angeles Times', Marquez entró en un centro médico especializado en trastornos mentales el viernes y ya ha sido entrevistado por las autoridades, aunque estas no han querido dar más información. Uno de esos rifles había sido modificacdo para elevar la capacidad del cargador hasta incluir 30 balas.

Entre las más de 300 pruebas recogidas en la investigación hay también otras dos pistolas y un rifle que compró el propio Farook, miles de balas y 19 tuberías que podían usarse para hacer bombas caseras. El FBI inicialmente había hablado de que se habían incautado 12 de esos artefactos pero Bowdich, aunque elevó el número hasta 19, matizó que no eran bombas completadas sino esos tubos que “podrían hacerse bombas si tuvieran todos los componentes”.

0 Comentarios
cargando