Ir a contenido

Jimmy Carter anuncia que está libre del cáncer que padecía

Los expertos reconocen las "buenas noticias" pero advierten de que no se puede decir todavía que el expresidente de EEUU esté curado

Idoya Noain

El expresidente de EEUU, Jimmy Carter, en un acto en Washington, este lunes.

El expresidente de EEUU, Jimmy Carter, en un acto en Washington, este lunes.

Desde que anunció públicamente en agosto que combatía el cáncer, el expresidente estadounidense Jimmy Carter ha aprovechado las clases dominicales de catequesis que ofrece semanalmente en la iglesia baptista de Plains (Georgia) para informar sobre la evolución de su salud. Este domingo, tras su última visita a los médicos, el premio Nobel de la Paz del 2002 pudo dar por primera vez buenas noticias.

"No han encontrado nada de cáncer", anunció, provocando que rompieran a aplaudir los cerca de 300 asistentes, entre los que había gente local pero también personas llegadas desde otros puntos de Estados Unidos y hasta de Corea del Sur o Australia, nueva muestra de una especie de “peregrinaje” que se ha hecho frecuente para ver al expresidente desde agosto.

El Centro Carter ha colgado en su web un breve comunicado de dos frases en el que el propio Carter, que ocupó el despacho Oval entre 1977 y 1981 y tiene 91 años, confirmaba la noticia. “El MRI más reciente de mi cerebro no revela ninguna señal de los focos del cáncer original ni ninguno nuevo”, se lee. “Seguiré recibiendo tratamientos de inmunoterapia con pembrolizumab cada tres semanas”.

Carter anunció hace cuatro meses que a principios de agosto se había operado para retirar una masa cancerígena del hígado y que los médicos habían descubierto también que la enfermedad se había metastatizado y presentaba cuatro focos de melanoma en el cerebro. Hizo público también entonces que se sometería a un tratamiento de radiación combinado con otro de inmunoterapia, una mezcla que ha producido buenos resultados para el presidente al que la crisis de los rehenes con Irán y Ronald Reagan sacaron de la Casa Blanca tras un solo mandato. Desde entonces, en varias entrevistas y en las catequesis, ha ido informando de su evolución. Aunque ha perdido unos kilos, ha explicado sentirse bien y el mes pasado incluso participó en una construcción de casas en Memphis de la ONG Habitat for Humanity.

TRATAMIENTOS DE VANGUARDIA

La radiación que ha recibido Carter y el tratamiento del sistema inmune están en la vanguardia de la lucha contra el cáncer, especialmente del melanoma. La radiación que se le ha aplicado se concentra en los focos de la enfermedad y no en todo el cerebro, una técnica que aumentaba el riesgo de afectar a las capacidades cognitivas. Respecto a la inmunoterapia, Carter está recibiendo un fármaco que Merck comercializa con el nombre de Keytruda y que ayuda al sistema inmune a combatir lesiones micostrópicas que se desarrollan en otros órganos y que podrían no ser detectadas. El Keytruda fue aprobado por la Agencia Federal del Medicamento de EEUU el año pasado y es una de las al menos seis terapias que usan la vía de potenciación del sistema inmune a las que la agencia gubernamental ha dado luz verde desde 2011. Se trata de un tratamiento costoso, que puede alcanzar hasta los 150.000 dólares al año, pero está produciendo resultados relativamente buenos, sobre todo en gente mayor como el expresidente.

En el caso de Carter se trata, según los expertos, de “realmente buenas noticias” pero también advierten de que no se puede decir que “se ha curado” completamente. “En este tipo de lo que se llaman ‘respuestas completas’ no hay evidencias de la enfermedad pero no sabemos cuánto pueden durar este tipo de respuestas”, ha señalado, por ejemplo, Louise Perkins, jefa de investigación científica de la Alianza para la Investigación del Melanoma en unas declaraciones a 'The Washington Post'.

Temas: Cáncer

0 Comentarios
cargando