Ir a contenido

LA YIHAD EN EUROPA

Francia cierra tres mezquitas radicales en la periferia de París y en Lyón

Es la primera vez que se clausura un lugar de culto musulmán en los últimos diez años

Las autoridades han detenido a 219 personas y han confiscado 320 armas de fuego desde la entrada en vigor del estado de emergencia

Eva Cantón

Imagen parcial de la mezquita cerrada por las autoridades en Lagny sur Marne, este miércoles.

Imagen parcial de la mezquita cerrada por las autoridades en Lagny sur Marne, este miércoles. / AFP / THOMAS SAMSON

En el marco de la lucha contra el radicalismo que el Gobierno francés ha acentuado notablemente desde los atentados de París amparándose en el estado de emergencia decretado tras la masacre del pasado 13 de noviembre, se han cerrado ya tres mezquitas. Una medida inédita en los últimos diez años en Francia, según ha anunciado este miércoles el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

Se trata de los centros de culto situados en Lagny sur Marne y Gennevilliers, en la periferia parisina, y de una mezquita de Lyón, en el sur de Francia. La primera de ellas ha sido, además, objeto de una vasta operación policial este miércoles en presencia del presidente de la asociación de musulmanes de la localidad.

Allí la policía se ha incautado de un revólver de 9 milímetros hallado en el domicilio de un individuo que ha sido detenido al formar parte de los dirigentes de la mezquita de Lagny, donde también se han encontrado diversos documentos sobre la yihad, un disco duro escondido y una escuela coránica no declarada.

“Las operaciones se dirigen a los predicadores del odio, autoproclamados imanes. Y conducirán a la disolución definitiva en Consejo de Ministros y en el menor plazo posible de tres asociaciones pseudoculturales”, ha advertido Cazeneuve. Se ha prohibido igualmente a 22 personas salir del territorio francés y otras nueve, conocidas por su radicalismo, están bajo arresto domiciliario.

Por otro lado, durante el Consejo de Ministros, el titular de Interior ha presentado un balance de las operaciones llevadas a cabo hasta la fecha desde la entrada en vigor del estado de emergencia, que se prolongará al menos hasta el 26 de febrero del 2016, adoptado en el contexto de una elevada amenaza terrorista.

MÁS DE 2.000 REGISTROS ADMINISTRATIVOS

Hasta el 30 de noviembre se habían realizado 2.029 registros administrativos, el 73% de los mismos por su vinculación a movimientos islamistas radicales y la policía se ha incautado de 320 armas de fuego (139 armas largas y 31 de guerra). 

En total se ha detenido a 219 personas y se ha decretado arresto domiciliario para otras 286 que eran objeto de seguimiento por parte de los servicios secretos, también por su supuesta relación con el yihadismo.

ARRESTOS DOMICILIARIOS

Los arrestos domiciliarios han afectado igualmente a 26 activistas radicales que participaron en los enfrentamientos violentos con la policía en vísperas de la cumbre del clima, según explicó Cazeneuve.

Por lo que respecta al control de fronteras que el Ejecutivo restableció el 13 de noviembre, se ha impedido la entrada en suelo francés de casi 1.500 personas consideradas un riesgo potencial para la seguridad y el orden público. Francia notificará en los próximos días a las instituciones europeas que el cierre del espacio Schengen continuará hasta que finalice el estado de emergencia.

0 Comentarios
cargando