Ir a contenido

INVESTIGACIÓN INTERNACIONAL

Un fallo mecánico causó el accidente mortal de Air Asia en Indonesia en el 2014

El Airbus con dirección a Singapur se estrelló en el mar de Java con 162 personas a bordo tras fallar el ordenador de vuelo y recibir confusas instrucciones

Adrián Foncillas

Recuperación de los restos del avión estrellado en el mar de Java, en una foto tomada el 2 de marzo del 2015. / EFE / MAST IRHAM

Recuperación de los restos del avión estrellado en el mar de Java, en una foto tomada el 2 de marzo del 2015.
El jefe del comité de seguridad aérea indonesio, Soerjanto Tjahjono, sostiene un modelo de avión durante la conferencia de prensa sobre la investigación, este martes.

/

La impericia del piloto y el pobre mantenimiento del avión confabularon para que el vuelo de Air Asia se estrellara en diciembre pasado con 162 personas a bordo. El primer estudio sobre el accidente exonera del accidente al mal tiempo y coloca a la compañía de bajo coste asiático en una situación comprometida.

El avión Airbus había despegado el 28 de diciembre de la ciudad indonesia de Surabaya con dirección a Singapur pero perdió el control con la torre media hora más tarde y fue encontrado cuatro días después en el fondo del mar de Java.

Fue una concatenación de razones la que hundió el avión, señala el primer estudio sobre el accidente. El desencadenante fue un fallo mecánico: la grieta en la unión de una soldadura provocó cuatro fallos en el ordenador de vuelo. La tripulación intentó resetear el circuito pero al apagarlo también desconectó el piloto automático y el resto de protecciones. La nave quedó en manos humanas y perdió el control.

“El avión entró en una fase prolongada de bloqueo que superó la capacidad de la tripulación para superarla”, señala un estudio que ha contado con ayuda de expertos australianos, franceses, singapureses y malasios.

MANTENIMIENTO "NO ÓPTIMO"

El mantenimiento del avión es calificado como “no óptimo”, un juicio piadoso teniendo en cuenta que el mismo ordenador había fallado 23 veces en un año y con frecuencia creciente en los últimos tres meses. Resetearlo en pleno vuelo era uno de los métodos que habían resuelto otras veces su malfuncionamiento crónico.

Tony Fernandes, director ejecutivo de la aerolínea, ha agradecido por Twitter la tarea de los investigadores y añadido que Air Asia, el constructor y la industria aérea “tienen mucho que aprender “ de este accidente. Airbus está estudiando el informe y aún no ha reaccionado.

CONFUSAS INSTRUCCIONES

Las grabaciones de la caja negra también revelan las confusas instrucciones del comandante al copiloto cuando el avión braceaba por estabilizarse. El piloto había pedido a la torre de control ascender para evitar una tormenta y en menos de medio minuto pasó de los 32.000 pies a los 37.400. Ese ritmo de subida dobla el habitual de los aviones comerciales. A una velocidad parecida descendió antes de desaparecer del radar.

NUEVAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

La investigación recomienda a Air Asia que entrene mejor a sus pilotos para superar situaciones complicadas como es la inclinación superior a los 45 grados. La compañía lo ha hecho después del accidente, además de aprobar 51 nuevas medidas para aumentar la seguridad.

Otro fallo mecánico causó en junio de este año la caída de un avión indonesio militar con 141 personas. El historial nacional de tragedias había justificado que la Unión Europea prohibiese entre el 2007 y el 2009 el aterrizaje de naves indonesias. El accidente de Air Asia apuntilló un año dramático para la aviación asiática, marcada por varios siniestros y la desaparición de un avión malasio.

0 Comentarios
cargando