Nueve preguntas para entender el lío del 'Vatileaks 2'

El corresponsal de EL PERIÓDICO en Roma explica los entresijos de un escándalo que ha sacudido al Vaticano

Vallejo Balda (derecha) junto a Chaouqui, el 15 de enero del 2014, en el Vaticano.

Vallejo Balda (derecha) junto a Chaouqui, el 15 de enero del 2014, en el Vaticano. / AFP / UMBERTO PIZZI

2
Se lee en minutos

¿Por qué se llama Vatileaks?

Por la semejanza con WikiLeaks, la organización fundada por Julian Assange, que a partir de 2006 empezó a publicar documentos secretos, principalmente de los EEUU. En inglés 'leak' significa escape, fuga, goteo o filtración.

¿Por qué Vatileaks 2?

Porque es la segunda vez que se produce una filtración de documentos importantes del Vaticano. La primera sucedió entre 2012 y 2013, cuando el papa era Benedicto XVI.

¿Quien filtra la documentación?

En ambos casos han sido cardenales, obispos y curiales que se oponían a las reformas, principalmente en ámbito económico, que estaba introduciendo Joseph Ratzinger y que ahora prosigue el papa Francisco.

¿Por qué el Vaticano procesa a los autores de las filtraciones?

Porque se trata de documentos reservados.

¿Cómo consiguieron los acusados la documentación?

Violando el ordenador central de la Comisión de Reformas Económicas, en el que trabajaban los tres empleados vaticanos. Para sacarlos al exterior usaron hasta 87 claves secretas.

¿Quienes están implicados?

En el Vatileaks 1 se inculpó sólo a Paolo Gabriele, mayordomo de Benedicto XVI, que fue procesado y condenado, aunque se le consideró una cabeza de turco de otras personas que han permanecido en el anonimato. En 'Vatileaks 2' los inculpados son cinco: el sacerdote español del Opus Dei Angel Lucio Vallejo Balda, detenido en el Vaticano, con la complicidad de la relaciones pública italiana Francesca Immacolata Chaouqui, en libertad con cargos, junto con el secretario del primero, Nicola Maio.

¿Por qué también hay dos periodistas implicados?

Porque recibieron –según el fiscal, “hicieron presiones”—la documentación reservada, que el Papa dijo que había sido obtenida gracias a “un robo”, publicándola en dos libros, Avarícia y Vía Crucis. Son Emiliano Fittipaldi del semanario italiano L’Espresso y Gianluigi Nuzzi, director de un programa de televisión sobre delitos y aledaños. El fiscal les considera encubridores de los ladrones.

¿'Vatileaks 2' afecta a las reformas del papa Francisco?

La documentación filtrada fue producida por orden del Papa, quien ya la conocía. Los libros permiten al público en general conocer y eventualmente escandalizarse por los trapicheos financieros que algunos hacían al amparo del Vaticano, que es a la vez un Estado y la cúpula de una iglesia. Hasta hoy Vatileaks 2 no ha comprometido las reformas del Papa, que apuntan a un control único (presupuestos, balances e inversiones) y a una transparencia total de la economía de su Estado.

Noticias relacionadas

¿Por qué los dos últimos Papas se ha propuesto reformas en el ámbito económico?

Porque desde 1870, cuando los Papas perdieron, a favor de Italia, los Estados Pontificios, la economía papal ha pasado de financiarse con la producción de bienes e impuestos a ser principalmente financiera, basada en inversiones. Esto ha provocado desde entonces numerosos escándalos. Entre ellos, inversiones en indústrias bélicas (Lockheed) y de cine (Paramount, que producía algunas películas prohibidas por la Iglesia), en farmaceuticas (Seronno, que fabricaba pastillas anticonceptivas, también prohibidas) y en bancos (Ambrosiano Overseas Nassau, en el que las mafias, constructores y servicios secretos invertían dinero).