Ir a contenido

Francia colocará detectores de metales en algunas estaciones de tren

Los arcos de detección serán similares a los de la estación de Atocha y se comenzarán a implantar en París y Lille

Las autoridades descartan por ahora que agentes armadas puedan ir dentro de los trenes

Eva Cantón

Soldados franceses vigilan la Gare du Nord de París, el pasado lunes.

Soldados franceses vigilan la Gare du Nord de París, el pasado lunes. / AFP / THOMAS COEX

El Gobierno de Francia ha decidido reforzar la seguridad en los trenes de alta velocidad Thalys que circulan entre Francia, Bélgica y Holanda después de los atentados cometidos en París el pasado 13 de noviembre. La ministra de Ecología, Ségolène Royal, ha anunciado este martes en la emisora France Inter que antes del 20 de diciembre las estaciones de París y Lille contarán con pórticos de seguridad similares a los que existen en la estación de Atocha de Madrid para acceder al AVE. La medida se adoptará también en Bruselas y en Colonia (Alemania).Si fuera necesario, los arcos de seguridad se extenderían a otras estaciones de tren de Francia. 

Después del ataque abortado en el Thalys Amsterdan-París el pasado mes de agosto, el Gobierno francés convocó en la capital francesa una reunión de ministros de Transporte e Interior de los países fronterizos, precisamente para estudiar medidas que garantizaran la seguridad sin alterar demasiado el tráfico ferroviario. Una de las propuestas que se barajó entonces fue que en los billetes figure el nombre del pasajero, como ocurre en los aviones.

BILLETES NOMINATIVOS

La idea de los billetes nominativos ha sido retomada por Royal, que ha hablado también de controles de pasajeros aleatorios en las estaciones y de zonas de control sistemático como las que existen en las salas de espectáculos. El objetivo último es que sólo puedan acceder a los andenes los viajeros que lleven billete, aunque eso parece difícil.

La titular de Ecología se reunió este lunes con el presidente de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles de Francia (SNCF), Guillaume Pepy, para escuchar sus propuestas sobre el refuerzo de la seguridad en las líneas de trenes internacionales. Pepy había sugerido desplegar en algunos trenes agentes de la compañía armados, una idea descartada por el Ejecutivo. “Quien patrulla en las estaciones es el Ejército en el marco del plan Centinela”, ha zanjado la ministra.

El Gobierno francés, tras el atentado frustrado del tren Thalys, ya trabajaba en una reforma legal. La nueva ley que prepara el Ejecutivo estará lista en la primavera del 2016 y permitirá a los agentes de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) y a los de la red de transportes de París (RATP) realizar inspecciones visuales o registrar el equipaje con el acuerdo del pasajero. Asimismo, podrán “palpar” al viajero “cuando las circunstancias lo requieran” por razones de seguridad. Si éste rechaza someterse a los controles no podrá subir al tren.

0 Comentarios
cargando