AUGE DE LA ULTRADERECHA EN FRANCIA

Los atentados de París consolidan el avance electoral del Frente Nacional

La irrupción de la amenaza yihadista en la campaña de las regionales debilita al partido de Sarkozy

Los socialistas confían en movilizar a su electorado en torno a la idea de "unidad nacional"

Marine Le Pen, en un acto electoral en Amiens (norte de Francia), este lunes.

Marine Le Pen, en un acto electoral en Amiens (norte de Francia), este lunes. / AFP / DENIS CHARLET

3
Se lee en minutos
EVA CANTÓN / PARÍS

Francia se acostumbra a vivir en un excepcional estado de emergencia que multiplica registros, detenciones y arrestos domiciliarios. Las calles de París siguen tomadas por policías y militares, se mantienen estrictas consignas de seguridad en torno a centros educativos y zonas de afluencia masiva y el país entero sigue conmocionado 10 días después de los atentados de París y Saint-Denis. En este singular ambiente arrancó este lunes la campaña de las elecciones regionales que se celebrarán los próximos 6 y 13 de diciembre.

Los comicios estarán inevitablemente marcados por la tragedia y los candidatos han revisado a toda prisa sus programas. Donde antes figuraban promesas sobre transporte público o educación hay ahora una inquietud exacerbada por la seguridad, terreno siempre favorable a los partidos conservadores. Aunque nadie se atreve a hacer un pronóstico, las encuestas demuestran que el partido de Marine Le Pen consolida su avance al capitalizar el miedo de los franceses a la amenaza yihadista, desbancando al partido de Nicolas Sarkozy.

Francia celebra  elecciones regionales los próximos 6 y 13 de diciembre

Los socialistas, por su parte, esperan una gran movilización de su electorado y un cierre de filas en torno a François Hollande, cuya popularidad ha repuntado tras el 13-N. El 73% de los franceses cree que el presidente ha estado a la altura de las circunstancias al enfundarse el traje de comandante en jefe declarando la guerra al Estado Islámico y aplauden el arsenal antiterrorista puesto en marcha por el Gobierno aun a sabiendas de que algunas libertades se verán mermadas.

La irrupción del yihadismo en la campaña ha jugado en contra de Los Republicanos, la formación del expresidente Nicolas Sarkzoy, que antes de los atentados vaticinaba una amplia victoria en las regionales de diciembre. El sondeo elaborado por Harris Interactive revela que el Frente Nacional se haría con el 27% de los votos en primera vuelta, seguido de los socialistas, con el 26%, que se colocaría claramente por delante de la derecha.

COMPONENTE EMOCIONAL

El 43% de los encuestados admiten de manera espontánea que los terribles sucesos de París orientarán su comportamiento en las urnas, aunque el componente emocional que pesa en las encuestas puede diluirse a medida que se acerque la fecha electoral. Paradójicamente, casi el 60% de los franceses dicen que no sería bueno que la formación ultraderechista logre la mayoría en los Consejos, el órgano de gobierno regional.

Lo que está claro es que todos los estudios realizados después del viernes negro hablan de un claro avance de la extrema derecha en detrimento del partido de Sarkozy. Hay un ejemplo nítido en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul (Paca) donde la candidata del FN, Marion Maréchal Le Pen, nieta de Jean Marie y sobrina de Marine, lograría el 41% de los sufragios en la segunda vuelta derrotando al candidato de los Republicanos, el alcalde de Niza Christian Estrosi, que se quedaría con el 34% de las papeletas, según un sondeo de Ipsos/Sopra Steria. Antes de los ataques, ambos se pisaban los talones. 

HOMENAJE NACIONAL A LAS VÍCTIMAS

Noticias relacionadas

Fiel a su lema de cerrar Schengen, retirar la nacionalidad a todo sospechoso de terrorismo o erradicar cualquier rastro de salafismo en las mezquitas -medidas que, con matices, impregnan las medidas excepcionales del Ejecutivo- el partido lepenista rentabiliza una campaña que plantea no ya retos locales sino nacionales.

Lo mismo le ocurre a la izquierda, cuya estrategia es impedir que la derecha se erija en la única capaz de ofrecer la protección que los ciudadanos reclaman. “Guerra total contra Daesh, máxima seguridad para los franceses y concordia nacional”. Es la trilogía que el primer secretario de los socialistas, Jean-Christophe Cambádelis, ha remitido por carta a los candidatos regionales, que retomarán la campaña este sábado, un día después del homenaje nacional en Los Inválidos a las 130 víctimas de la masacre.