27 nov 2020

Ir a contenido

Francia se queja de la falta de coordinación europea en la lucha contra el terrorismo

El cerebro de los atentados de París, Abdelhamid Abaaoud, hizo varias veces el viaje de ida y vuelta de Europa a Siria

Los autoridades francesas confirman que el terrorista murió acribillado en la operación policial de Saint Denis

EVA CANTÓN / PARÍS

Abdelhamid Abaaoud, en una imagen sin fecha divulgada por el EI.

Abdelhamid Abaaoud, en una imagen sin fecha divulgada por el EI. / REUTERS

El ministro francés del InteriorBernard Cazeneuvese ha quejado este jueves de la falta de coordinación europea en la lucha contra el terrorismo al poner de relieve que ningún país de la Unión Europea "por los que pudo transitar" Abdelhamid Abaaoud, el yihadista belga de 28 años considerado el ‘cerebro’ de los atentados cometidos en París el 13 de noviembre, alertó a Francia de su presencia. Las autoridades francesas han confirmado que Abaaoud es uno de los terroristas muertos durante el asalto policial lanzado en la madrugada del miércoles contra un apartamento situado en Saint Denis.

Los servicios secretos franceses consideran que Abbaoud hizo el camino de vuelta de ida y vuelta de Europa a Siria en varias ocasiones. Solo el 16 de noviembre, un día después de la masacre de París, los servicios secretos de un país no europeo alertaron de que el terrorista había estado en Grecia y, por consiguiente, había entrado en el espacio Schengen. Según fuentes próximas a la investigación citadas por ‘Le Monde’, fue ahí donde se localizó su teléfono móvil en el 2015.

La ausencia de alertas sobre su paradero es llamativa y abre numerosas preguntas porque Abaaoud era objeto de una eurorden y de un mandato internacional de búsqueda emitido por Bélgica, país en el que había sido condenado a 20 años de cárcel. De hecho, en un vídeo se vanagloriaba de la forma en que superaba las fronteras europeas y a principios de año ironizó que estaba en Bélgica y que pudo volver a Siria porque "Ala cegó" a los policías.

Cazeneuve ha destacado que la cooperación en la lucha antiterrorista es “crucial” y por ese motivo ha pedido la convocatoria del Consejo de Ministros de Justicia e Interior que se celebrará este viernes en Bruselas, donde París insistirá en la “urgencia” de que Europa se organice y se defienda frente a la amenaza yihadista.

TOMA DE CONCIENCIA COLECTIVA

Cazeneuve cree que no se va “ni demasiado rápido ni demasiado lejos”, por lo que ha apelado a una toma de conciencia colectiva de lo que acaba de sufrir la ciudad de París. 

La Fiscalía de París ha explicado que Abaaoud ha sido formalmente identificado como uno de los abatidos en la operación antiterrorista gracias a los restos papilares y que se trata del cuerpo “acribillado a tiros” descubierto en el interior del edificio asediado durante siete horas por la unidad de élite de la policía. “El objetivo de la operación de Saint-Denis se ha alcanzado. Ha sido neutralizado”, ha dicho Cazeneuve.

Este hombre de origen marroquí nacido en el barrio bruselense de Molenbeek se unió a las filas del Estado Islámico y en el 2014 viajó desde Bélgica a Siria, donde aparece en un vídeo de propaganda del EI. Francia le sitúa detrás de cuatro de los seis atentados frustrados en suelo francés desde la primavera, entre ellos el del Thalys Amsterdam-París el pasado mes de agosto.

Esta certeza se basa en que en todos los casos se trató del mismo ‘modus operandi’: atentados planificados en el extranjero, perpetrados por yihadistas europeos formados en el manejo de armas y reenviados luego a territorio europeo.

PRÓXIMO AL TERRORISTA FUGADO

El nombre de Abdelhamid Abaaoud, apodado Abou  Omar Al-Soussi, aparece en el entorno de Salah Abdeslam, el terrorista francés residente en Bélgica que sigue huido tras haber participado en la matanza perpetrada en las calles de París, en la que fallecieron al menos 130 personas. Los dos pasaron por la cárcel belga en el 2010 por un delito de robo.

Descrito como un “pequeño gilipollas” por sus antiguos compañeros de clase, Abaaoud empezó a tener problemas con la justicia a los 19 años, siendo condenado por varios delitos menores. Cuando salió de la cárcel se le colocó un brazalete electrónico. Cuando volvió a aparecer en los radares de los servicios secretos fue por sus vínculos con el terrorismo.

Parece que hizo varios viajes entre Bélgica y Siria, vía Düsseldorf y Turquía, sin que nadie se lo impidiera. Llegó incluso a llevarse, presuntamente a la fuerza, a su hermano Younes que, con solo 13 años, apareció en una foto como “el yihadista más joven del mundo”.

Un SMS enviado a las 21.42 horas del viernes 13 de noviembre desde un móvil encontrado en una papelera próxima a la sala Bataclan con el mensaje ‘Vamos allá, empezamos’ permitió a los investigadores franceses avanzar en las pesquisas, localizar varios ‘pisos franco’ en la periferia parisina y llegar hasta la guarida de Saint-Denis.

 

 

 

 

Las claves de la noticia

  • Condenado en Bélgica Condenado por delitos vinculados al terrorismo en Bélgica, Abdelhamid Abaaoud está señalado por la policía francesa como el cerebro de numerosos proyectos de atentado en Europa. Un testigo informó a la policía de su ubicación en un apartamento de Saint Denis, donde fue abatido por la policía.
  • Provocaciones en la red Adepto a las provocaciones en las redes sociales,  Abdelhamid Abaaoud concedió una entrevista en la edición de febrero de Dabiq, una revista en inglés sobre el  Estado Islámico, en la que explicaba su objetivo de “aterrorizar a los cruzados”.
  • Rastro telefónico Los investigadores sostienen que uno de los teléfonos que usó el cerebro de los ataques de París fue localizado en enero en Grecia, cuando se abortaron los atentados de una cédula de Verviers, en Bélgica.