LA YIHAD EN EUROPA

El misterio Abdelhamid Abaaoud

El paradero del supuesto cerebro de los atentados de París continúa siendo una incógnita

Abdelhamid Abaaoud, en una imagen sin fecha difundida por el EI. / AP

Abdelhamid Abaaoud, en una imagen sin fecha difundida por el EI.
Operación policial en Saint-Denis.
 Agentes de las fuerzas especiales rodean el edificio donde se han atrincherado los terroristas, en Saint-Denis.
Forenses inspeccionan el apartamento de los terroristas en Saint-Denis.

/

1
Se lee en minutos

La suerte del supuesto cerebro de los atentados de París, el belga Abdelhamid Abaaoud, objetivo del espectacular asalto policial de este miércoles en Saint-Denis, al norte de París, continúa siendo un misterio, puesto que los sospechosos abatidos durante la operación aún no han podido ser identificados.

Este miércoles, de madrugada, los vecinos del centro de Saint-Denis se despertaron en un auténtico escenario de guerra, entre explosiones, tiroteos y el ruido de más de 5.000 disparos a cargo de la policía, según detalló el fiscal de París, François Molins.

Tras siete horas de asedio, protagonizado por un centenar de policías de élite, "una nueva célula de terroristas ha sido neutralizada y todo hace pensar (...) que estaba a punto de actuar", declaró Molins. El asalto se lanzó después de que un testigo informara de la "presencia de Abaaoud en territorio francés", precisó el fiscal.

DELINCUENTE COMÚN

Pequeño delincuente de Bruselas, este hombre de 28 años partió en el 2013 hacia Siria, donde se convirtió en uno de los estandartes de la propaganda del Estado Islámico (EI) bajo el nombre de Abou Omar al-Baljiki, 'El Belga'. En el 2014 los servicios de inteligencia detectaron su regreso a Europa para preparar unos atentados que finalmente fueron frustrados por la policía.

En Saint-Denis, las fuerzas antiterroristas hallaron una fuerte resistencia. Una mujer kamikaze, Hasna Aitboulahcen, de 26 años, nacida cerca de París y supuestamente prima de Abaaoud, se hizo estallar con un cinturón de explosivos. Como mínimo otro yihadista fue abatido por la policía. Su cuerpo fue hallado "acribillado bajo los escombros del inmueble [asaltado]", según Molins. Ocho personas fueron detenidas.

NO ARRESTADOS

Noticias relacionadas

El edificio, seriamente dañado, amenaza con derrumbarse, con lo que el trabajo de los investigadores está resultando más difícil de lo habitual. Molins se declaró "no capaz de comunicar el número final o las identidades de las personas fallecidas". Lo único cierto, según el fiscal, es que ni Abaaoud ni Salah Abdeslam, otro de los yihadistas huidos, no están entre los arrestados.

El 'Washington Post' y parte de la prensa belga, entre ellos el diario 'De Standaard', citando fuentes de los servicios de seguridad, apuntan que Abaaoud murió en el asalto policial. Ningún portavoz oficial ha querido confirmar este extremo. De forma inquietante, el paradero del cerebro de los atentados continúa siendo una incógnita.