22 sep 2020

Ir a contenido

LA YIHAD EN EUROPA

Valls: "Los terroristas pueden atacar en los próximos días"

El primer ministro anuncia la suspensión de los actos festivos paralelos a la cumbre del clima que empieza a final de mes

Manuel Valls defiende que el estado de emergencia permite a la policía detener a yihadistas radicalizados. / REUTERS / VÍDEO: ATLAS

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha reconocido este lunes que son posibles nuevos atentados terroristas "estos próximos días, estas próximas semanas", y advirtió de que se va a mantener "mucho tiempo" la amenaza. El jefe del Gobierno ha anunciado que se mantiene la cumbre del clima en París que tiene previsto desarrollarse entre el 30 de noviembre hasta el 11 de diciembre pero que se suspenden los actos paralelos a esa cita, como conciertos y manifestaciones festivas.

En una entrevista a la emisora RTL, Valls ha explicado desde la pasada noche se han llevado a cabo en diferentes puntos de Francia "más de 150 registros" como parte de una serie de operaciones antiterroristas y que "van a continuar".

NUEVAS RÉPLICAS

Sobre los ataques yihadistas de París el viernes por la noche ha advertido de que "hay que esperar nuevas réplicas" y ha recordado que "desde hace meses Francia está en guerra contra el terrorismo".

El dirigente ha indicado que tras la oleada de atentados en París la noche del viernes, que causó al menos 132 muertos, "el terrorismo puede volver a golpear estos próximos días, estas próximas semanas".

"La vida debe volver a recuperarse" porque "vamos a vivir mucho tiempo con esta amenaza terrorista", ha dicho.

BOMBARDEOS EN RAQQA

El dirigente ha confirmado que "se han destruido los dos objetivos operativos" del Estado Islámico (EI) que fueron bombardeados la pasada noche por cazas franceses en la ciudad siria de Raqaa y ha vinculado esa acción militar con los ataques yihadistas el viernes en París.

"Ese atentado fue organizado, pensado, planificado desde Siria", ha asegurado.

Valls ha señalado que no hay que descartar "ninguna reflexión", cuando se le ha preguntado por la propuesta del jefe de la oposición, Nicolas Sarkozy, de establecer medidas de residencia vigilada o de imposición del brazalete electrónico a las personas fichadas por los servicios secretos por radicalización religiosa o posibles vínculos con el terrorismo, aunque no tengan ningún procedimiento judicial en su contra.

Además, en una línea de firmeza contra el integrismo islámico ha indicado que "hay que cerrar las mezquitas y las asociaciones que atacan los valores de la República".