Ir a contenido

MATANZA TERRORISTA EN EL LÍBANO

Un atentado doble causa más de 40 muertos en Beirut

El ataque, que el EI reivindica, se produjo en un suburbio feudo de Hizbulá

La zona era blanco de grupos yihadistas por el apoyo del grupo chií a Asad

ANA ALBA / JERUSALÉN

La calle Al Huseiniyah, en el suburbio de Burch al Barachne, en el sur de Beirut, la capital del Líbano, estaba ayer por la tarde llena de personas que compraban en los comercios de la zona. Sobre las seis de la tarde, una fuerte explosión los sorprendió. En medio del pánico se produjo una segunda y potente deflagración a unos 150 metros de la primera.

Dos suicidas detonaron los explosivos que llevaban adosados cerca de una mezquita y un centro comercial, mataron a al menos 41 personas e hirieron a casi 200, según informó la Cruz Roja libanesa.

El doble atentado se produjo en un suburbio de mayoría chií feudo del movimiento Hizbulá donde también hay un campo de refugiados palestinos. El ataque, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), dejó decenas de cuerpos mutilados, charcos de sangre, coches calcinados, comercios pulverizados y edificios con importantes daños.

«Los soldados del califato pudieron colocar una motocicleta explosiva en la calle Huseiniyah, en Burch Barachne, donde Hizbulá tiene su sede», señaló el EI en un comunicado difundido en las redes sociales. «Otro soldado con un cinturón explosivo dio su vida (…) No nos calmaremos hasta que nos venguemos», afirmó el EI.

EL TERCERO

Según el Ejército libanés, que se desplegó en Burch al Barachne, tres kamikazes cometieron el atentado, pero uno no pudo accionar la carga que llevaba porque murió en la segunda explosión. «He transportado yo mismo a tres mujeres y a uno de mis amigos muertos», explicó a una televisión local Zein al Abdin Jadam, vecino de la zona.

La guerra en la vecina Siria ha contaminado al Líbano y ha aumentado las tensiones entre las comunidades del país. El movimiento chií Hizbulá, aliado del presidente sirio, Bashar al Asad -chií alauí- lucha junto a Damasco contra grupos rebeldes mayoritariamente sunís. Muchos de los sunís libaneses apoyan a los opositores sirios.

Entre julio del 2013 y febrero del 2014, diversos ataques golpearon bastiones del partido chií en el Líbano. La mayoría fueron reivindicados por grupos yihadistas como las Brigadas Abdala Azzam, el Frente al Nusra o el EI, que atacan a Hizbulá por ser aliado de Asad.

El Gobierno libanés decretó la jornada de hoy como día de luto nacional tras el doble atentado, uno de los más mortíferos desde que se acabó la guerra civil libanesa (1975-1990).

Diversos líderes políticos condenaron el ataque. El primer ministro libanés, Tammam Salam, llamó «a la unidad para hacer frente a la discordia».

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.