Ir a contenido

MISTERIO DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Tren del oro nazi: comienza la búsqueda sobre el terreno

Un grupo de ingenieros empieza a rastrear un terraplén de Polonia donde se cree yace el misterioso tren perdido al final del Tercer Reich

EL PERIÓDICO / VARSOVIA

Detectar la localización y excavar de su madriguera un misterioso tren. Este es el objetivo de un grupo de ingenieros, que esta semana empieza a rastrear un terraplén en Polonia bajo el que, supuestamente, se ocultaría el tren del oro nazi, desaparecido al final del Tercer Reich y uno de los grandes misteriosos por resolver de la segunda guerra mundial.

La existencia del tren del oro nazi, su paradero y su carga -objetos de valor y obras de arte, posiblemente robados, según la leyenda- siguen fascinando a estudiosos de la contienda bélica y despertando la imaginación de aficionados a las aventuras históricas.

«En los últimos 70 años, tres servicios secretos de la guerra fría -de Estados Unidos, Rusia y Polonia- han realizado búsquedas del tren», asegura al diario The Guardian Piotr Koper, un constructor de 44 años que afirma haber encontrado junto a un compañero el tren blindado. «Tuvimos éxito porque somos gente local», añadió.

Algunos historiadores estiman que hasta tres trenes cargados de armas, arte, oro y archivos desaparecieron en una zona cercana a la frontera checa y la polaca. El área estratégica incluye el puesto de mando de Hitler en el castillo Ksiaz (anteriormente conocido como Fürstenstein) y el Proyecto Riese, un supuesto programa de armas secretas.

El proyecto Riese establecía una red de túneles y cámaras subterráneas perforadas por unos 30.000 prisioneros de guerra de los campos de concentración. El terraplén en que se empezará a auscultar la presencia del tren correrá a cargo de un equipo de la Academia de Minería de Cracovia. Se emplearán detectores de campo magnético, cámaras de imagen térmica y radares.

El sitio, en las afueras de Walbrzych, ha estado bajo custodia policial desde agosto cuando Koper y su amigo, llamado Andreas Richter y de origen alemán, mostraron a las autoridades imágenes que habían tomado con un costoso radar de penetración terrestre.

Detectores de minas

«Hace cuatro años un testigo que se encontraba por Walbrzych en 1945, cuando desapareció el tren, nos pasó la información. La tecnología se ha hecho asequible así que pudimos comprobar la información», dijo Koper.

Desde agosto, cuando circuló la información, el Ejército polaco despejó la vegetación del área, del tamaño de un campo de fútbol, y los soldados recurrieron a detectores de minas. «No sabemos lo que hay dentro, solo que está blindado, lo que sugiere una carga valiosa», dijo Koper. «Podría haber oro, pero eso no es lo que nos interesa».

Los hombres han contratado a un abogado y han reclamado al Gobierno polaco un 10% del valor final del tren y su contenido. «Hemos trabajado durante cuatro años para llegar al fondo de la leyenda. Se ha convertido en una fascinación», dijo Koper.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.