Es secretario de la Prefectura Económica de la Santa Sede

El Vaticano detiene al religioso español Vallejo Balda por divulgar documentos confidenciales

Esta semana se publicarán dos libros que incluyen esta información reservada sobre la economía del Estado papal

El monseñor riojano Lucio Ángel Vallejo Balda, detenido este lunes, en una imagen de archivo.

El monseñor riojano Lucio Ángel Vallejo Balda, detenido este lunes, en una imagen de archivo. / EFE / ARCHIVO

2
Se lee en minutos
ROSSEND DOMÈNECH / ROMA

El sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, de 54 años, cercano al Opus Dei y secretario de la Prefectura Económica de la Santa Sede -una especie de ministerio de Economía-, se encuentra detenido desde este lunes en la prisión vaticana, por haber divulgado documentos confidenciales sobre la economía del Estado papal. La relaciones públicas italiana, Francesca Immacolata Chaouqui, detenida este domingo, ha sido puesta en libertad con cargos porque ha decidido de colaborar con las autoridades vaticanas sobre una fuga de informaciones, realizada a través del pirateo de un ordenador clave.

Dichas informaciones o parte de ellas integran dos libros que saldrán a la venta esta semana, 'Via Crucis' del periodista de Mediaset (grupo Berlusconi) Gianluigi Nuzzi, y 'Avaricia' del reportero del semanario 'Espresso', Emiliano Fittipaldi.

A pesar de la puesta en libertad con cargos de la joven, el arresto de ambos ha sido convalidado por la autoridad judicial vaticana. La operación ha sido llevada a cabo por la Gendarmería vaticana, una especie de policía nacional del estado pontificio.

Los dos detenidos formaban parte de la comisión, instituida por el papa Francisco en el 2013, que debía ocuparse de la reorganización de toda la estructura económica del Estado papal, con el objetivo de controlarla mejor y, al mismo tiempo, proponer una mejor gestión de la misma.

El ordenador pirateado del revisor central de toda la economía vaticana, Libero Milone, guarda toda la información utilizada para supervisar y controlar las cuentas, presupuestos y balances consolidados de todos y cada uno de los organismos, despachos e instituciones de la Santa Sede o a ella vinculados. Hasta Benedicto XVI, cada organismo era económicamente autónomo.

Según la reforma de todos los organismos vaticanos dispuesta por Francisco, la Prefectura o ministerio de Economía debería desaparecer, y con ello el cargo de Vallejo, para dejar en su lugar a una poderosa Secretaría Económica que ejerza como supervisor de toda la economía vaticana.

Noticias relacionadas

La operación estaría siendo obstaculizada por quienes, durante casi un siglo, han manejado los hilos de la economía vaticana, incluido el IOR o banco papal, que, además de ocuparse de los dineros de curas, diócesis y órdenes religiosas, había realizado numerosas y dudosas operaciones con otros estados y organizaciones que poco tenían que ver con la religión.

En apariencia el Vaticano se encontraría frente a otro 'Vatileaks' como el que sucedió con Benedicto XVI, cuando su mayordomo, Paolo Gabriele, robó documentos privados y confidenciales del Papa y, tras un proceso, terminó en la cárcel. Sin embargo, el Papa que vino “de casi el fin del mundo” , como dijo el día de su elección, está respondiendo conb contundencia a las zancadillas que le están poniendo en su camino.