Ir a contenido

EVENTO EN LA CAPITAL RUSA

Putin inaugura en Moscú una de las mezquitas más grandes de Europa

El templo, situado en un céntrico barrio, es una reconstrucción de un centro de culto más pequeño y podrá acoger a 10.000 creyentes

MARC MARGINEDAS / MOSCÚ

Llegada de invitados a la ceremonia de inauguración de la mezquita, en Moscú, este miércoles.

Llegada de invitados a la ceremonia de inauguración de la mezquita, en Moscú, este miércoles. / AFP / VASILY MAXIMOV

Su superficie se ha multiplicado por 20, pasando de 980 metros cuadrados a alrededor de 19.000. El edificio está cubierto por una enorme cúpula revestida de pan de oro, mientras que sus minaretes recuerdan a las torres que flanquean los Kremlin (fortaleza) de Moscú Kazán. Es la Mezquita Catedral de Moscú que, tras varios años de trabajos, se ha convertido en uno de los centros de culto musulmán de mayores dimensiones del continente europeo, y que este miércoles ha sido inaugurado por el presidente de Rusia, Vladímir Putin, su homólogo de Turquía, Reccep Tayyip Erdogan, y el presidente palestino Mahmud Abbás, además del presidente del Consejo de Muftís de Rusia, Raivol Gainutdin.

El lugar, sito cerca de la estación de metro de Prospekt Mira (avenida de la Paz), entre el segundo y tercer anillo de circunvalación, cuenta con 16 entradas, algunas de ellas solo para féminas, siguiendo la tradición musulmana de que hombres y mujeres oran por separado, y puede acoger a hasta 10.000 fieles. El edificio, sin embargo, no aliviará la penuria de centros de culto musulmán en la capital rusa, ya que, solo en Moscú, una ciudad de 10 millones de habitantes, se estima que residen entre 500.000 y dos millones de seguidores de la religión fundada por el profeta Mahoma.

"GRAN RELIGIÓN MUNDIAL"

"Los terroristas de Estado Islámico comprometen el islam, una gran religión mundial, siembran el odio, matan a la gente, destruyen monumentos del patrimonio mundial", ha dicho Putin este miércoles durante la inauguración, poco antes de la fiesta musulmana del Sacrificio. Por su parte, Abás ha aprovechado la ocasión para condenar las acciones de Israel, que impiden a los creyentes musulmanes "acceder a la mezquita de Al Aqsa".

Que el renovado edificio se queda corto para las necesidades de los musulmanes moscovitas entra ya en las previsiones de los líderes de la comunidad islámica en Rusia. Rushav Abbiasov, vicepresidente del Consejo de Muftís de Rusia, ha anunciado, en declaraciones recogidas por Tass, que ya se discute con las autoridades de la capital la construcción de un nuevo templo musulmán más alejado del centro y con capacidad para al menos 20.000 fieles.  

 

 

Temas: Rusia