Ir a contenido

conflicto diplomático en la crisis migratoria

Crece la tensión entre Hungría y Croacia por los refugiados

Budapest acusa a Zagreb de «mentir a todos» y «renunciar a cooperar con la UE»

Mientras más de 10.000 refugiados llegaban a lo largo del sábado a varios puntos fronterizos de Austria -sobre todo con Hungría pero también, por primera vez, con Eslovenia-, el trayecto de ida y vuelta entre Hungría y Croacia de miles de ellos ha elevado la temperatura diplomática entre estos dos países. Hungría ha acusado al Gobierno de Zagreb de haber «mentido a todos» y ha amenazado con bloquear la integración de Croacia en el espacio de Schengen, de libre circulación en la Unión Europea (UE). «Croacia ha renunciado a la cooperación con Hungría y con toda la UE», ha señalado el ministro húngaro de Exteriores, Péter Szijjártó.

Szijjártó ha dicho que es «mentira» que los dos países vecinos hubieran acordado el traslado de miles de refugiados a Hungría y ha afirmado que lo que ha ocurrido es simplemente que «al día siguiente de que el sistema [croata de inmigración] se colapsara», Croacia los mandó a todos a territorio húngaro.

Entre el viernes y el sábado han llegado casi 10.000 refugiados a Hungría, trasladados hasta la frontera por las autoridades croatas. Y es que las protestas de Budapest no hicieron mella en absoluto en Zagreb. El primer ministro croata, Zoran Milanovic, ha confirmado que continuará el traslado de refugiados a Hungría. «Hemos obligado a los húngaros a recibir a los refugiados que les enviamos. Continuaremos haciéndolo», ha dicho.

SEGUNDA VALLA

Los refugiados habían optado por cruzar Croacia para llegar a través de Eslovenia hasta Austria después de que Hungría cerrara sus fronteras con Serbia esta semana. Igual que las autoridades croatas, los húngaros acompañan luego a los refugiados hasta la frontera con Austria. No obstante, Szijjártó ha asegurado que Hungría «defenderá las fronteras de la UE y las propias» tal como lo ha hecho en las semanas pasadas.

El ministro húngaro ha afirmado que su Gobierno procurará que las obras de una segunda valla en la frontera con Croacia «concluyan lo más rápido posible». «Croacia no respeta las legislaciones europeas», ya que deja pasar a miles de refugiados sin registrarlos, ha subrayado.

Paralelamente, unos 1.500 refugiados han entrado desde el miércoles en Eslovenia desde Croacia, y algunos cientos han cruzado este sábado por la tarde la frontera esloveno-austriaca. Allí son asistidos por la Cruz Roja y el Ejército antes de ser enviados a otros puntos del país para seguir rumbo a Alemania. Una tercera parte de estos refugiados son sirios, otro tercio afganos y el resto, iraquís y de otras nacionalidades.

El transporte ferroviario entre Zagreb y Liubliana sigue suspendido. La policía eslovena asegura tener la situación bajo control y lleva a los refugiados a centros de recepción de inmigrantes, en los que reciben asistencia médica. Casi todos han declarado a las autoridades eslovenas que su destino es Alemania y los países escandinavos.

0 Comentarios
cargando