30 oct 2020

Ir a contenido

La ONU recuerda que no se puede discriminar a los refugiados por su religión

ACNUR alertade que es necesario crear 200.000 plazas para albergar a los refugiados que llegan a Europa y de que la falta de respuesta sólo beneficia las mafias

EFE

La ONU ha recordado este viernes a todos los países que no se puede discriminar a ningún refugiado por su religión, raza o etnia y que los países deben asumir las responsabilidades que les corresponden por la legislación internacional.

"Desde el punto de vista de las Naciones Unidas y desde un punto de vista moral, los refugiados no deben ser tratados de forma distinta en función de su religión, etnia o raza", dijo el portavoz de la organización, Stéphane Dujarric, preguntado por los comentarios del presidente húngaro, Viktor Orbán. Orbán, de visita en Bruselas, sostuvo el jueves que Hungría tiene derecho a decidir que no quiere un gran número de musulmanes en su territorio e insistió en que "la única respuesta" a la crisis migratoria en Europa es reforzar las fronteras.

El presidente húngaro ha insistido en esa línea y defendió que, si no se protegen las fronteras, podrían llegar al continente decenas de millones de refugiados.

Hungría ha recibido en los últimos días numerosas críticas por su gestión de la crisis, entre otras cosas, por levantar una alambrada en su frontera con Serbia y bloquear el paso de refugiados que quieren atravesar su territorio rumbo a otros estados.

Dujarric ha recordado  que todos los países tienen que asumir sus responsabilidades con la Convención del Estatuto de los Refugiados, la norma internacional que garantiza la protección de las personas refugiadas.

Desde Ginebra, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, ha alertado este viernes de que es necesario crear 200.000 plazas para albergar a los refugiados que llegan a Europa y de que el fracaso del continente en dar una respuesta común a la crisis sólo ha beneficiado a las redes de traficantes de personas.