COMICIOS ANTICIPADOS EN GRECIA

Tsipras vuelve a las urnas por el cisma de Syriza

El primer ministro dimite y convoca elecciones tras siete meses en el cargo

Alexis Tsipras, rodeado de sus aliados, ayer en Atenas.

Alexis Tsipras, rodeado de sus aliados, ayer en Atenas. / AFP / LOUISA GOULIAMAKI

3
Se lee en minutos
CLARA PALMA HERMANN / ATENAS

"Debéis juzgar vosotros mismos lo que he hecho hasta ahora: lo correcto y lo incorrecto, los éxitos y los fracasos". Con estas palabras, el ya exprimer ministro griego Alexis Tsipras presentó ayer su dimisión y dio paso a la celebración de unas elecciones anticipadas el mes que viene.

Tsipras no mencionó fechas, pero a lo largo de toda la jornada fuentes del Gobierno filtraron a la prensa local que los comicios -inicialmente previstos para octubre o noviembre- tendrán lugar tan pronto como el próximo 20 de septiembre.

"Con la aprobación del acuerdo y el desembolso del primer tramo, la economía va a tomar aliento", aseguró Tsipras durante su comparecencia en la televisión pública. A juicio del mandatario, la fecha de ayer supone "el paso decisivo hacia la normalización económica", así como "el principio del fin" de la crisis que azota al país desde hace ya un lustro.

Sin embargo, la crisis interna dentro de Syriza -con una facción disidente que subraya el contraste entre los términos del rescate y las promesas electorales de la coalición- han forzado al Gobierno a acudir a las urnas por segunda vez en un año, la cuarta desde el 2012.

La semana pasada, hasta 44 diputados, casi un tercio del total, desertaron al Ejecutivo en la votación del acuerdo, haciéndole perder su mayoría parlamentaria. La primera opción barajada por Tsipras fue la convocatoria de una cuestión de confianza, pero finalmente, tras reunirse ayer al mediodía con su círculo más cercano de colaboradores, optó por un adelanto de los comicios.

RESPALDO POPULAR

 "No conseguimos el acuerdo que buscábamos. Hicimos concesiones", reconoció el expremier, que poco después de su intervención se dirigió al encuentro del presidente de la República para presentar su dimisión.

No obstante, Tsipras recalcó las ventajas de este tercer rescate con respecto a las situación anterior -«la financiación a tres años está asegurada»- y subrayó las concesiones en materia social que su Ejecutivo logró arrancar a la troika de acreedores. «Al final logramos un acuerdo que era el mejor que nadie podía obtener», aseguró Tsipras, que prometió «seguir librando batallas tanto dentro como fuera del país». «El mandato popular que recibimos ha agotado sus límites. Tiene que tomar la palabra de nuevo el pueblo griego», terció.

Cuando se cumplen prácticamente siete meses de la llegada al poder de Syriza, la convocatoria de unas elecciones que permitan reforzar al Ejecutivo en su nueva política se daba por hecha desde hace semanas.

Según las encuestas de intención de voto, Tsipras cuenta con un respaldo popular cercano al 60%, que le permitiría a su formación gobernar incluso quizá con mayoría absoluta. Su socio de coalición, Griegos Independientes, ya ha ofrecido en cualquier caso renovar su colaboración pasados los comicios.

No obstante, la súbita dimisión plantea la incógnita de cómo un Gobierno interino podrá poner en marcha los compromisos asumidos con los acreedores. En tanto que la maquinaria estatal quedará prácticamente paralizada hasta la celebración de las elecciones, la primera revisión del rescate está prevista para octubre, y solo entonces -y en caso de que se hayan producido progresos-, los acreedores se avendrán a poner sobre la mesa la cuestión de la reestructuración de la deuda, uno de los principales capitales con que cuenta Tsipras de cara a las urnas.

REACCIONES CONTRARIAS

Por otra parte, según fuentes oficiales, todo apunta a que la primera ministra interina será Vasiliki Thanou-Christofilou, la presidenta del Tribunal Supremo. Esta fiscal de 65 años, vehemente opositora al rescate, sería la primera mujer en la historia de Grecia en ocupar el cargo.

Noticias relacionadas

Las reacciones a la convocatoria no se han hecho esperar. El líder de Nueva Democracia, Evangelos Meimarakis,  se ha comprometido a emplear los tres días que por ley les corresponden ahora para tratar de formar gobierno en agotar todas las posibilidades de evitar unas urnas que juzga catastróficas para el país.

«El Gobierno quiere que los ciudadanos vayan a las urnas antes de que les dé tiempo a informarse del total de medidas del tercer rescate, y antes de que sientan en su día a día esta nueva carga», acusó por su parte el portal oficial de la Plataforma de Izquierdas, la facción disidente en Syriza.