Ir a contenido

VIOLENCIA EN BRASIL

Al menos 19 muertos en 3 horas en Sao Paulo

Las autoridades brasileñas consideran que los asesinatos son obra de la policía

Residentes en una calle donde durante la madrugada del sábado a domingo han muerto 10 personas en Osasco.

Residentes en una calle donde durante la madrugada del sábado a domingo han muerto 10 personas en Osasco. / AP / ANDRE PENNER

Las autoridades brasileñas confirmaron que tienen "serias sospechas" de que 19 asesinatos registrados durante la madrugada de este sábado a domingo en las ciudades de Baruerí y Osasco, en el área metropolitana de Sao Paulo, fueron obra de policías, según fuentes de la investigación citadas por medios locales.

Los asesinatos ocurrieron en unas tres horas en diez puntos de las ciudades y en un perímetro de unos cuatro kilómetros, lo que ha reforzado la tesis de que en todos los casos los autores fueron los mismos.

Las autoridades confirmaron que una de las muertes ocurridas en esa región, que elevaba a 19 el número de asesinatos aparentemente relacionados, tuvo que ver en realidad con un asalto, por lo que la investigación de ese caso fue separada de la múltiple matanza.

Los diarios 'Folha de Sao Paulo' y 'O Estado de Sao Paulo' citan este sábado testimonios de fuentes que investigan el caso, según las cuales la posibilidad de una "venganza" de policías por los asesinatos de dos agentes esta semana en esa misma zona constituye la "principal línea de pesquisa".

EN PLENA CALLE

Los ataques del viernes fueron en bares, restaurantes y hasta en la propia calle y, además de los 19 muertos, dejaron al menos siete heridos.

Uno de los factores que refuerza las sospechas sobre la posible participación de agentes en la matanza es que en los lugares en que ocurrieron los hechos fueron hallados casquillos de municiones de uso reservado para los policías y las Fuerzas Armadas.

Todas las víctimas fueron hombres, de entre 16 y 49 años, y seis de ellos tenían antecedentes penales por robo, tráfico de drogas o intento de homicidio.

El gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, garantizó que las autoridades llegarán a los culpables, pero fue cauteloso sobre la posibilidad de que se trate de policías.

"Vamos a esperar el resultado de la investigación, que debe ser realizada con presteza, rapidez y con la absoluta seguridad de que se llegará a los verdaderos culpables", declaró este sábado.

Hasta ahora los responsables de la investigación solo han anticipado que han sido identificados dos automóviles y una moto usados por los asesinos, sobre cuyos propietarios no se informó.

Tampoco se ha establecido aún el número de personas que participó en los ataques, pero eran al menos cinco personas, según algunos vídeos de cámaras de seguridad de los locales en los que ocurrieron los asesinatos.
 

Temas: Sao Paulo