El turismo paga el corralito en Grecia

Los viajes siguen pero los ingresos caen por la bajada de precios

Turistas en la plaza Syntagma, donde se encuentra el Palamento.

Turistas en la plaza Syntagma, donde se encuentra el Palamento. / REUTERS/ YIANNIS KOURTOGLOU

3
Se lee en minutos
CLARA PALMA HERMANN / ATENAS

Igual que todos los años, Atenas queda desierta la primera quincena de agosto. Al caer la tarde, incluso el tráfico parece detenerse. Solo los grupos de turistas, desafiando el sol que golpea con fuerza, invaden las calles de la capital en busca de restos arqueológicos o de una taberna tradicional en la que degustar la comida griega.

«Del corralito la verdad es que no se nota nada» comenta Lucía mientras se dispone a sacar dinero en un cajero automático. Esta alicantina está de paso por Atenas, con su grupo de amigos; el objetivo es recorrer varias islas del Egeo. «Hemos traído efectivo, por si acaso. Pero de momento lo estamos guardando para las islas, porque aquí no hay ninguna dificultad para sacar dinero», continúa.

Desde que entró en vigor el control de capitales el lunes 29 de junio -que mantuvo a los bancos cerrados duratne tres semanas-, los griegos no pueden retirar más de 420 euros a la semana, pero para las tarjetas extranjeras no hay ningún tipode límite.

Menos castigados

Frente a las previsiones más tremendista, el turismo ha resultado menos castigado por el corralito y por la incertidumbre que ha traído aparejada, aunque es posible que para esta temporada su crecimiento quede estancado.

El sector constituye el motor de la economía helena; según datos del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, 700.000 puestos de trabajo están vinculados de alguna manera a esta industria. En el 2014 su contribución indirecta al PIB alcanzó los 29.400 millones de euros-un 17,3%-y para este año estaba previsto que aumentara en otro 3,2%. Un objetivo que ahora, sin embargo, puede verse comprometido, en opinión de los expertos consultados.

Caída inicial

 "En los primeros días tras el anuncio del referéndum celebrado el 5 de julio, sobre las condiciones del tercer rescate, las reservas de última hora en los hoteles cayeron entre un 30% y el 40%" explica Xenofón Petrópoulos, de la Asociación de Empresas Turísticas Griegas (SETE). "Después  las reservas se estabilizaron en un 20% menos de lo habitual" , añade.

Desde que llegó la noticia del acuerdo, la caída se ha ido corrigiendo, y ahora ya ha vuelto a niveles normales, se congratula Petrópoulos, reconociendo no obstante que aún es pronto para cuantificar las pérdidas sufridas por este sector clave de la economía helena.

«A nivel de ingresos habrá en cualquier caso un agujero, porque los hoteles empezaron a bajar los precios, ofreciendo paquetes más baratos incluso en un 60-70% para atraer clientes», explica el representante del SETE.

Las restricciones del corralito no han afectado a los turistas extranjeros, sin problemas de acceso al dinero en efectivo. Algo que ha supuesto un respiro para algunos hoteles, particularmente de las islas, que en un primer momento experimentaron dificultades de abastecimiento y necesitaban el efectivo para pagar a los proveedores locales.

Derrumbe de la demanda interna

En cambio, fuentes del sector citadas en la prensa local estiman que el turismo doméstico ha experimentado un verdadero «derrumbe», puesto que el corralito ha acentuado la tendencia, presente ya desde el inicio de la crisis, de ir a pasar las vacaciones a casa de familiares.

Noticias relacionadas

Otra de las amenazas que se ciernen sobre la industria turística es el aumento del IVA en 10 puntos, que para los hoteles comenzará a aplicarse a partir de octubre. Para 2016, la presión tributaria sobre el sector se duplicará con respecto a la temporada anterior, lo que dejará a Grecia en una posición difícil con respecto a otros destinos, lamentan desde el SETE.

«Pero el mar sigue siendo excelente y Grecia sigue siendo un destino de primera » valora Petrópoulos. «Puede que no lleguemos a los 25 millones de visitantes que habíamos calculado, pero sí a los 24 millones del año pasado».

Temas

Grecia