Ir a contenido

Reino Unido deniega el visado de seis meses al artista chino Ai Weiwei

Las autoridades han alegado que no mencionó su "condena penal" y solo le permiten una visita de 20 días para que pueda asistir a la inauguración de su exposición en Londres

Reino Unido ha denegado al disidente chino y artista Ai Weiwei el visado de seis meses que había pedido. Los motivos oficiales acusan al artista de mentir sobre algunos datos en el formulario de solicitud.

Tras cuatro años sin pasaporte ni posibilidad de salir de Chinalas autoridades le habían devuelto a Ai Weiwei, a mediados de julio, documento oficial que le permite viajar. Le fue requisado por una acusación de evasión de impuestos que nunca pudieron ser demostradas. El artista asegura que era una advertencia por sus opiniones políticas. Uno de los primeros viajes que el artista internacionalmente conocido debía hacer era asistir a la inauguración de una exposición suya en Londres y asesorar al museo.

El Gobierno británico, pero, le ha denegado el visado alegando que no declaró su "condena penal". Ai Weiwei estuvo retenido durante 81 días en 2011 pero los cargos fueron finalmente retirados, por lo que nunca llegó a recibir una "condena penal" por parte de su país.

De todas formas, las autoridades británicas han brindado al artista la posibilidad de viajar a Reino Unido con un visado de 20 días, por lo que podría estar presente en la inauguración de su exposición en la Real Academia de Bellas Artes de Londres, pero "no es tiempo suficiente" para supervisar las instalaciones ni hacer promoción de su colección. Tampoco asistirá, pues, a una sesión privada guiada por él que estaba prevista para el 15 de septiembre.

La Real Academia no se ha pronunciado sobre el tema.

NO SIGUIÓ LAS REGLAS

Ai ha hecho pública este miércoles la carta que las autoridades británicas le habían hecho llegar para notificar la denegación del visado en Instagram, la misma red social a través de la cual notificó que volvía a tener pasaporte.

La sección que emite los visados en la Embajada británica de Pekín explicó que "se restringían las fechas solicitadas para su viaje" porque Ai Wiewei "había incumplido las reglas que los visitantes por motivos de negocios deben seguir".

El documento oficial, firmado por un gerente de la sección de visados del Reino Unido y del Departamento de Inmigración, continuó: "Es un asunto de dominio público que recibió  una condena penal en China y usted no la ha declarado al pedir el formulario".

NEGACIÓN DE DERECHOS

En otro post, Ai Weiwei se reiteró en explicar que nunca han pesado sobre su persona "cargos por ningún crimen". "Es una negación a mis derechos como ciudadano", expresó Ai Weiwei con indignación.

Pero los representantes gubernamentales de la Embajada de Pekín han insistido en la omisión de ese detalle y se negaron a admitir cualquier error por la "veracidad de sus fuentes".

En un comunicado, el Ministerio del Interior de Gran Bretaña dijo que revisaría la decisión emitida "por sus méritos individuales y de acuerdo con la legislación vigente".

El visado de solo 20 días de Ai significa que no estará en el Reino Unido cuando el presidente de ChinaXi Jinping, viajará al país en octubre. Este hecho evitará que el disidente cree algún problema diplomático durante la visita en un momento en el se intentan mejorar las relaciones y vínculos entre los dos países.