Ir a contenido

Gérard Depardieu, persona non grata en Ucrania y vetado del país

El actor francés ha entrado en la lista negra por ser "una amenaza para la seguridad nacional" del país por sus buenas relaciones con Rusia y sus dirigentes

MARIA IGLESIAS / BARCELONA

Depardieu y Putin, en un encuentro en el Museo Ruso de San Petersburgo, en diciembre del 2010.

Depardieu y Putin, en un encuentro en el Museo Ruso de San Petersburgo, en diciembre del 2010. / AP / ALEXEI NIKOLSKY

Ucrania ha inscrito al actor francés, Gérard Depardieu, en la lista negra por representar una "amenaza para la seguridad nacional".

El actor ha mostrado sus simpatías por Rusia en numerosas ocasiones, que está en conflicto con Ucrania desde hace más de un año. De hecho, tiene hasta un pasaporte de nacionalidad rusa que el mismísimo Vladimir Putin le entregó en mano hace dos años. 

Ahora, su amor por Rusia le ha traído su primera consecuencia. Después de que el actor declarara que "Ucrania forma parte de Rusia", las autoridades ucranianas le han vetado del país, tal y como han informada la prensa rusa y francesa.

NI FOTOS NI PELÍCULAS

La lista ha sido distribuida por el Ministerio de Cultura de Ucrania y en ella figuran los nombres de 600 personas que se consideran una «amenaza» para ese país, que mantiene un conflicto armado con milicias pro-rusas desde 2014.

Esta medida ha llegado a causa de su estrecha relación con Rusia y sus dirigentes.

Según Le Parisien, debido a esta nueva medida, aparte de que se le prohíbe visitar este país del este de Europa, los medios ucranianos no podrán mencionar el nombre o publicar imágenes del actor y de las otras personas presentes en la lista. Sus películas, como la Vida de Pi Cyrano de Bergerac, tampoco podrán ser emitidas.

DISPUESTO A TODO POR RUSIA

Los comentarios que tanta controversia han provocado los dijo Depardieu durante el Festival de Cine de Riga de 2014. Los medios le preguntaron por su estrecha relación con Rusia y él sentenció que "Amo Rusia y amo Ucrania, que forma parte de Rusia". Además expresó su apoyo hacia Vladimir Putin, quien le premió con la ciudadanía rusa hace dos años.

No es la primera vez que el actor francés se le pregunta por su relación con Rusia y Francia. En Vanity Fair ya afirmó que "moriría por Rusia" antes que por Francia, lo segundo "sería una estafa".

SU OPINIÓN SOBRE EL CONFLICTO

Ante el conflicto que mantienen Rusia y Ucrania, él siempre se había mantenido más neutral. "No me gustaría aventurarme a ser portavoz. Como todas las personas, me impactó. No me gustan las guerras, no me gustan los conflictos, las personas mueren" dijo el actor de 66 años en el anterior Festival de Cannes.

En otras declaraciones, Depardieu reiteró que “nadie comprende lo que sucede en Ucrania” y aseguró que conocía bien al anterior presidente, Viktor Yushchenko, quien tuvo que exiliarse en Rusia, y que aprecia mucho al presidente de Rusia.

COMPAÑEROS DE LISTA

Depardieu, recién ingresado en la lista negra de Ucrania, comparte el odio de las autoridades ucranianas junto con los estadunidenses Oliver Stone (director) y Steven Seagal (actor) y también el cineasta serbio Emir Kusturica.

Pero el actor no solo cae en desgracia en Ucrania. Su impopularidad en Francia también ha crecido durante los últimos años, a medida que crecían sus vínculos con Rusia.

RECHAZO EN FRANCIA

El actor dejó su país natal en 2013, cuando empezó el plan que exigía unos impuestos de hasta el 75%  sobre los ingresos que superaran el millon de euros

Rusia le acogió y Depardieu no tardó en ser el encargado de publicitar Rusia allá donde fuera, ensalzando su cultura y carácter y afirmando que se siente "orgulloso de ser ruso", mientras que Francia y sus conciudadanos no recibían ningún tipo de alabanza, más bien al contrario: "A los franceses les falta convicción", dijo en una ocasión a los medios.

Jean-Marc Ayrault, que ocupaba en esos momentos el cargo de primer ministro francés, le devolvió el golpe y definió en público al actor de "La Máscara de Hierro" como "antipatriótico" y "de aspecto muy deteriorado".