Ir a contenido

ARTISTA CHINO MÁS INFLUYENTE

China devuelve el pasaporte al artista Ai Weiwei después de cuatro años

El artista no podía salir del país debido a que el Estado le retiró la documentación como supuesta represalia por su activismo político

El artista chino dio a conocer que las autoridades le habían devuelto el documento que le permite salir de China con esta fotografía que subió a su cuenta de Twitter e Instagram.

El artista chino dio a conocer que las autoridades le habían devuelto el documento que le permite salir de China con esta fotografía que subió a su cuenta de Twitter e Instagram. / AFP / AI WEIWEI

El artista y disidente chino Ai Weiwei ya puede salir del país y viajar ahora que las autoridades le han devuelto su pasaporte. Ha explicado que la policía se lo retornó el miércoles.

La noticia la ha hecho pública el mismo artista, de 57 años, al subir a las redes sociales una fotografía suya junto con el documento.

Las autoridades chinas le requisaron el pasaporte hace cuatro años, en 2011, cuando se inició un proceso contra él por fraude fiscal por el que pasó más de dos meses retenido.

BUENAS NOTICIAS

Las redes sociales pronto se hicieron eco y felicitaron al artista chino. Algunos de sus seguidores ya han mostrado su entusiasmo ante la noticia y esperan que viaje pronto a otros países a presentar sus obras.

Por otra parte, el abogado de Derechos Humanos Liu Xiaoyuan, le recordó vía Twitter a Ai Weiwei que debía ser cauteloso: "Felicidades Ai Weiwei por conseguir de nuevo tu pasaporte. Pero esto no significa que puedas salir de China libremente".

ALGUNAS OBJECIONES

Ai Weiwei, conocido, entre otros, por su diseño del estadio olímpico de Pekín, ha hablado con los medios y ha asegurado que su primer destino será Alemania, donde actualmente reside su hijo, a quien no ve desde hace un año.

Tal y como el artista ha contado, él sabía que le darían la documentación tarde o temprano: “La policía nunca me dijo que no fueran a devolvérmelo, lo que no dijeron es que pasaría tanto tiempo”. 

Aún y así, Weiwei ha recordado que, aunque ahora puede salir legalmente de China, para visitar otros países sigue necesitando que el Estado emita un visado.

SIN CONDICIONES

Ai Weiwei explicó que la policía no especificó ninguna condición ni advertencia para devolverle el pasaporte, lo cual permite que el artista se sienta “muy tranquilo”.

Según él, no sabe exactamente qué ha provocado que las autoridades chinas le devuelvan el pasaporte. “Quiero tomármelo como que simplemente no hay ningún problema”.

VOLVER A LA ESCENA

La devolución del pasaporte ha coincidido con la vuelta a la escena artística de Ai Weiwei, quien presentó en junio su nueva colección de obras.

A partir de este miércoles, el artista también se traslada a la escena mundial, de la cual se había mantenido alejado al mismo tiempo que le retiraron la documentación que le permitía viajar.

Este hecho, pero, no le impidió inaugurar numerosas exposiciones alrededor del mundo, aunque siempre estuvo ausente, ni tampoco fue un obstáculo para convertirse en un artista mundialmente conocido.

ESTARÁ EN SU EXPOSICIÓN

Según un anuncio de la Real Academia de Bellas Artes, institución de la cual Ai Weiwei es miembro honorario, el artista tiene previsto viajar a Londres el próximo mes de setiembre para inaugurar una exposición suya.

“Son muy buenas noticias, no solamente para Ai Weiwei, sino para todos los artistas”, expresó efusivamente Tim Marlow, co-comisario de la exposición del artista asiático en Reino Unido.

La Real Academia exhibirá sus obras más significativas desde 1993, año el que Ai Weiwei regresó a China después de pasar una década viviendo en Nueva York.

SUPUESTOS CARGOS

Cuatro años atrás, las autoridades chinas iniciaron una ofensiva contra los activistas políticos. En el proceso, Ai Weiwei fue detenido y se le acusó de fraude fiscal por evadir impuestos. Pasó un total de 81 días retenido e incomunicado a pesar de que no había pruebas para demostrarlo.

También se presentaron cargos contra él por bigamia.

Cuando fue puesto en libertad, se le prohibió terminantemente salir de Pekín, no solamente de China. Su pasaporte fue confiscado y se le exhortó a que limitara al mínimo sus declaraciones a la prensa internacional.

REPRESALIAS POLÍTICAS

El artista tuvo que pagar una multa de 15 millones de yuanes (aproximadamente 1,7 millones de euros) en concepto de impuestos evadidos, multas y retrasos, por parte de la compañía para la que trabaja como diseñador.

A día de hoy, todavía niega los cargos y asegura que solamente fue una represalia gubernamental por sus opiniones políticas.

Al darse a conocer la detención de Ai Weiwei, un gran número de artistas de todo el mundo organizaron protestas pidiendo su liberación.